Recetas tradicionales

El secreto para hacer un café helado perfecto en todo momento

El secreto para hacer un café helado perfecto en todo momento

Revelada la técnica secreta para perfeccionar el café helado

Nuestra forma favorita (y la técnica secreta) de beber café helado es verter café frío sobre cubitos de hielo.

Es hora de pasar de lo caliente a lo fresco café preparado a refrescante cerveza fría. Nuestra forma favorita (y la técnica secreta) de beber café helado es verter frío café sobre cubitos de hielo de café. El tipo ideal para esta bebida fría es una mezcla de tostado medio frijoles con ácido moderado. El uso de un tueste oscuro y frijoles con alto contenido de ácido produce un resultado más agudo y amargo. Sabemos que no dejará de aprender el secreto para hacer una taza perfecta en todo momento, así que aquí le mostramos cómo administrar sus dosis de cafeína de primavera y verano a bajo precio.

Ingredientes:

1/3 taza de café molido de grano medio

1 ½ tazas de agua filtrada

Cubitos de hielo de café (para hacer cubitos de hielo de café, es mejor preparar un poco de café, dejar que se enfríe a temperatura ambiente y luego verter en una bandeja de hielo vacía para congelar).

Azúcar

Leche (opcional)

Direcciones:

Coloque el café en un frasco de vidrio, agregue el agua y revuelva para combinar. Cubra y deje a un lado a temperatura ambiente durante 12 horas o durante la noche.

Cuela el café a través de un filtro de café de papel grande, un colador fino o un colador forrado con una gasa. El café preparado en frío se puede refrigerar en un frasco tapado hasta por 24 horas.

Llena un vaso alto con cubitos de hielo de café. Vierta el café preparado en frío. Endulza al gusto. Agregue la leche como desee.

Notas: La preparación en frío hace que el café tenga un sabor más aromático y complejo y menos amargor o acidez que el café preparado en caliente.


¿Café helado perfecto en casa? Estos consejos de expertos lo tienen cubierto

Puede que el verano esté llegando a su fin, pero la temporada del café helado nunca termina. Claro, una taza de café humeante tiene su lugar en la vida, pero a veces, un vaso de café fuerte y frío en la cara es solo la refrescante dosis de cafeína que anhelas y nada más servirá.

Opción uno: Conduzca a Starbucks (nuevamente) y gaste $ 3.50 en un Grande. Opción dos: aprenda lo fácil que es preparar un delicioso lote de café en casa para ahorrar tanto el viaje como el dinero.

Ya sea que tenga la dedicación (y la paciencia) suficiente para hacer una infusión fría desde cero o quiera aprender el secreto de la preparación rápida, Ben Helfen, especialista en apoyo educativo de Counter Culture Coffee, comparte sus consejos profesionales para preparar el mejor lote de helado en casa. café cada vez.

Obtener puro
El café contiene más del 95% de agua (incluso los concentrados de infusión en frío), por lo que tiene sentido que la calidad del agua que utilice tenga un impacto en la calidad de la infusión casera.

“Generalmente, la filtración de carbón básica hará un excelente trabajo para eliminar algunos sabores desagradables en el agua”, dice Helfen. Por lo tanto, su práctica jarra Brita contribuirá en gran medida a aumentar el factor yum de su café helado. Dicho esto, si vive en un municipio con agua dura, es posible que deba invertir en un sistema de filtración de agua más resistente.

Mantenlo limpio
A muchas personas les gusta preparar café helado en lotes grandes para poder disfrutarlo en el transcurso de unos días. Pero tenga cuidado, porque este tiempo de espera prolongado puede permitir que la menor cantidad de bacterias se multiplique exponencialmente.

“Almacenar café frío en el refrigerador ayudará, pero el crecimiento bacteriano aún puede ocurrir si el equipo no fue desinfectado adecuadamente”, explica Helfen. "Incluso si no lo enferma, puede afectar el sabor de su café frío de una manera muy negativa".

Limpia tu cafetera con jabón para platos y agua caliente después de cada uso. Para descalcificar la acumulación de minerales en la cafetera, una vez al mes querrá "preparar" una mezcla de vinagre blanco destilado y agua, luego "preparar" un segundo lote de agua para eliminarlo todo.

Mantener el aire
“Mantener alejado el aire durante la preparación ayuda a conservar los buenos sabores del café por más tiempo”, dice Helfen. También ayuda a prevenir la oxidación, que alterará el equilibrio del pH de su java y lo dejará con un sabor amargo y rancio.

Mantener a raya el aire exterior es especialmente importante cuando se hace una infusión en frío, un método que lleva mucho más tiempo. Helfen sugiere colocar una envoltura de plástico sobre la superficie de su lecho de café saturado para asegurarse de que no entre aire durante el proceso.

Selle firmemente su café
Suponiendo que no desea un vaso frío de café helado que sepa a carne de almuerzo, es crucial que guarde la infusión preparada en un recipiente herméticamente cerrado en su refrigerador.

“El aire circula dentro de los refrigeradores de manera bastante agresiva, y si sus cervezas no están aisladas de esa circulación de aire, absorberán esos sabores”, explica Helfen.

Evite los cubitos de hielo de café
Hacer cubitos de hielo con café parece una buena idea en teoría, ya que enfría la bebida sin diluir su fuerza (como pueden hacer los cubitos de hielo de agua normal). Pero de manera similar a dejar café sin sellar en su refrigerador, “si los cubitos de hielo de café están colgando expuestos en su congelador, pueden tomar otros sabores que usted no desea”, dice Helfen.

Master Flash Brewing
Si está deseando tomar un café helado ahora mismo pero no preparó ninguna infusión fría con anticipación, intente preparar un lote instantáneo. Para preparar café frío con este método, prepare café caliente como de costumbre, luego use menos agua caliente y vuelva a agregarlo al café al final a modo de hielo. "Básicamente, se prepara un concentrado caliente, luego se diluye y se enfría con hielo", explica Helfen.

Las medidas ideales de Helfen: 30 gramos de café normal normalmente requieren 500 gramos de agua. Para este método, haga un pourover con 30 gramos de café y prepárelo con alrededor de 300 gramos de agua caliente y luego, divida la diferencia agregando 200 gramos de hielo.


¿Café helado perfecto en casa? Estos consejos de expertos lo tienen cubierto

Puede que el verano esté llegando a su fin, pero la temporada del café helado nunca termina. Claro, una taza de café humeante tiene su lugar en la vida, pero a veces, un vaso de café fuerte y frío en la cara es solo la refrescante dosis de cafeína que anhelas y nada más servirá.

Opción uno: Conduzca a Starbucks (nuevamente) y gaste $ 3.50 en un Grande. Opción dos: aprenda lo fácil que es preparar un delicioso lote de café en casa para ahorrar tanto el viaje como el dinero.

Ya sea que tenga la dedicación (y la paciencia) suficiente para hacer una infusión fría desde cero o quiera aprender el secreto de la preparación rápida, Ben Helfen, especialista en apoyo educativo de Counter Culture Coffee, comparte sus consejos profesionales para preparar el mejor lote de helado en casa. café cada vez.

Obtener puro
El café contiene más del 95% de agua (incluso los concentrados de infusión en frío), por lo que tiene sentido que la calidad del agua que utilice tenga un impacto en la calidad de la infusión casera.

“Generalmente, la filtración de carbón básica hará un excelente trabajo para eliminar algunos sabores desagradables en el agua”, dice Helfen. Por lo tanto, su práctica jarra Brita contribuirá en gran medida a aumentar el factor yum de su café helado. Dicho esto, si vive en un municipio con agua dura, es posible que deba invertir en un sistema de filtración de agua más resistente.

Mantenlo limpio
A muchas personas les gusta preparar café helado en lotes grandes para poder disfrutarlo en el transcurso de unos días. Pero tenga cuidado, porque este tiempo de espera prolongado puede permitir que la menor cantidad de bacterias se multiplique exponencialmente.

“Almacenar café frío en el refrigerador ayudará, pero el crecimiento bacteriano aún puede ocurrir si el equipo no fue desinfectado adecuadamente”, explica Helfen. "Incluso si no lo enferma, puede afectar el sabor de su café frío de una manera muy negativa".

Limpia tu cafetera con jabón para platos y agua caliente después de cada uso. Para descalcificar la acumulación de minerales en la cafetera, una vez al mes querrá "preparar" una mezcla de vinagre blanco destilado y agua, luego "preparar" un segundo lote de agua para eliminarlo todo.

Mantener el aire
“Mantener alejado el aire durante la preparación ayuda a conservar los buenos sabores del café por más tiempo”, dice Helfen. También ayuda a prevenir la oxidación, que alterará el equilibrio del pH de su java y lo dejará con un sabor amargo y rancio.

Mantener a raya el aire exterior es especialmente importante cuando se hace una infusión en frío, un método que lleva mucho más tiempo. Helfen sugiere colocar una envoltura de plástico sobre la superficie de su lecho de café saturado para asegurarse de que no entre aire durante el proceso.

Selle firmemente su café
Suponiendo que no desea un vaso frío de café helado que sepa a carne de almuerzo, es crucial que guarde la infusión preparada en un recipiente herméticamente cerrado en su refrigerador.

“El aire circula dentro de los refrigeradores de manera bastante agresiva, y si sus cervezas no están aisladas de esa circulación de aire, absorberán esos sabores”, explica Helfen.

Evite los cubitos de hielo de café
Hacer cubitos de hielo con café parece una buena idea en teoría, ya que enfría la bebida sin diluir su fuerza (como pueden hacer los cubitos de hielo de agua normal). Pero de manera similar a dejar café sin sellar en su refrigerador, “si los cubitos de hielo de café están colgando expuestos en su congelador, pueden tomar otros sabores que usted no desea”, dice Helfen.

Master Flash Brewing
Si está deseando tomar un café helado ahora mismo pero no preparó ninguna infusión fría con anticipación, intente preparar un lote instantáneo. Para preparar café frío con este método, prepare café caliente como de costumbre, luego use menos agua caliente y vuelva a agregarlo al café al final a modo de hielo. "Básicamente, se prepara un concentrado caliente, luego se diluye y se enfría con hielo", explica Helfen.

Las medidas ideales de Helfen: 30 gramos de café normal normalmente requieren 500 gramos de agua. Para este método, haga un pourover con 30 gramos de café y prepárelo con alrededor de 300 gramos de agua caliente, luego divida la diferencia agregando 200 gramos de hielo.


¿Café helado perfecto en casa? Estos consejos de expertos lo tienen cubierto

Puede que el verano esté llegando a su fin, pero la temporada del café helado nunca termina. Claro, una taza de café humeante tiene su lugar en la vida, pero a veces, un vaso de café fuerte y frío en la cara es solo la refrescante dosis de cafeína que anhelas y nada más servirá.

Opción uno: Conduzca a Starbucks (nuevamente) y gaste $ 3.50 en un Grande. Opción dos: aprenda lo fácil que es preparar un delicioso lote de café en casa para ahorrar tanto el viaje como el dinero.

Ya sea que tenga la dedicación (y la paciencia) suficiente para hacer una cerveza fría desde cero o quiera aprender el secreto de la preparación rápida, Ben Helfen, especialista en apoyo educativo de Counter Culture Coffee, comparte sus consejos profesionales para preparar el mejor lote de helado en casa. café cada vez.

Obtener puro
El café contiene más del 95% de agua (incluso los concentrados de infusión en frío), por lo que tiene sentido que la calidad del agua que utilice tenga un impacto en la calidad de la infusión casera.

“Generalmente, la filtración de carbón básica hará un excelente trabajo para eliminar algunos sabores desagradables en el agua”, dice Helfen. Por lo tanto, su práctica jarra Brita contribuirá en gran medida a aumentar el factor yum de su café helado. Dicho esto, si vive en un municipio con agua dura, es posible que deba invertir en un sistema de filtración de agua más resistente.

Mantenlo limpio
A muchas personas les gusta preparar café helado en lotes grandes para poder disfrutarlo en el transcurso de unos días. Pero tenga cuidado, porque este tiempo de espera prolongado puede permitir que la menor cantidad de bacterias se multiplique exponencialmente.

“Almacenar café frío en el refrigerador ayudará, pero el crecimiento bacteriano aún puede ocurrir si el equipo no fue desinfectado adecuadamente”, explica Helfen. "Incluso si no lo enferma, puede afectar el sabor de su café frío de una manera muy negativa".

Limpia tu cafetera con jabón para platos y agua caliente después de cada uso. Para descalcificar la acumulación de minerales en la cafetera, una vez al mes querrá "preparar" una mezcla de vinagre blanco destilado y agua, luego "preparar" un segundo lote de agua para eliminarlo todo.

Mantener el aire
“Mantener alejado el aire durante la preparación ayuda a conservar los buenos sabores del café por más tiempo”, dice Helfen. También ayuda a prevenir la oxidación, que alterará el equilibrio del pH de su java y lo dejará con un sabor amargo y rancio.

Mantener a raya el aire exterior es especialmente importante cuando se hace una infusión fría, un método que lleva mucho más tiempo. Helfen sugiere colocar una envoltura de plástico sobre la superficie de su lecho de café saturado para asegurarse de que no entre aire durante el proceso.

Selle firmemente su café
Suponiendo que no desea un vaso frío de café helado que sepa a carne de almuerzo, es crucial que guarde la infusión preparada en un recipiente herméticamente cerrado en su refrigerador.

“El aire circula dentro de los refrigeradores de manera bastante agresiva, y si sus cervezas no están aisladas de esa circulación de aire, absorberán esos sabores”, explica Helfen.

Evite los cubitos de hielo de café
Hacer cubitos de hielo con café parece una buena idea en teoría, ya que enfría la bebida sin diluir su fuerza (como pueden hacer los cubitos de hielo de agua normal). Pero de manera similar a dejar café sin sellar en su refrigerador, “si los cubitos de hielo de café están colgando expuestos en su congelador, pueden tomar otros sabores que usted no desea”, dice Helfen.

Master Flash Brewing
Si está ansioso por tomar un café helado ahora mismo, pero no preparó ningún café frío con anticipación, intente preparar un lote instantáneo. Para preparar café frío con este método, prepare café caliente como de costumbre, luego use menos agua caliente y vuelva a agregarlo al café al final a modo de hielo. "Básicamente, estás elaborando un concentrado caliente, luego lo diluyes y lo enfrías con hielo", explica Helfen.

Las medidas ideales de Helfen: 30 gramos de café normal normalmente requieren 500 gramos de agua. Para este método, haga un pourover con 30 gramos de café y prepárelo con alrededor de 300 gramos de agua caliente, luego divida la diferencia agregando 200 gramos de hielo.


¿Café helado perfecto en casa? Estos consejos de expertos lo tienen cubierto

Puede que el verano esté llegando a su fin, pero la temporada del café helado nunca termina. Claro, una taza de café humeante tiene su lugar en la vida, pero a veces, un vaso de café fuerte y frío en la cara es solo la refrescante dosis de cafeína que anhelas y nada más servirá.

Opción uno: Conduzca a Starbucks (nuevamente) y gaste $ 3.50 en un Grande. Opción dos: aprenda lo fácil que es preparar un delicioso lote de café en casa para ahorrar tanto el viaje como el dinero.

Ya sea que tenga la dedicación (y la paciencia) suficiente para hacer una cerveza fría desde cero o quiera aprender el secreto de la preparación rápida, Ben Helfen, especialista en apoyo educativo de Counter Culture Coffee, comparte sus consejos profesionales para preparar el mejor lote de helado en casa. café cada vez.

Obtener puro
El café contiene más del 95% de agua (incluso los concentrados de infusión en frío), por lo que tiene sentido que la calidad del agua que utilice tenga un impacto en la calidad de la infusión casera.

“Generalmente, la filtración de carbón básica hará un excelente trabajo para eliminar algunos sabores desagradables en el agua”, dice Helfen. Por lo tanto, su práctica jarra Brita contribuirá en gran medida a aumentar el factor yum de su café helado. Dicho esto, si vive en un municipio con agua dura, es posible que deba invertir en un sistema de filtración de agua más resistente.

Mantenlo limpio
A muchas personas les gusta preparar café helado en lotes grandes para poder disfrutarlo en el transcurso de unos días. Pero tenga cuidado, porque este tiempo de espera prolongado puede permitir que la menor cantidad de bacterias se multiplique exponencialmente.

“Almacenar café frío en el refrigerador ayudará, pero el crecimiento bacteriano aún puede ocurrir si el equipo no fue desinfectado adecuadamente”, explica Helfen. "Incluso si no lo enferma, puede afectar el sabor de su café frío de una manera muy negativa".

Limpia tu cafetera con jabón para platos y agua caliente después de cada uso. Para descalcificar la acumulación de minerales en la cafetera, una vez al mes querrá "preparar" una mezcla de vinagre blanco destilado y agua, luego "preparar" un segundo lote de agua para eliminarlo todo.

Mantener el aire
“Mantener alejado el aire durante la preparación ayuda a conservar los buenos sabores del café por más tiempo”, dice Helfen. También ayuda a prevenir la oxidación, que alterará el equilibrio del pH de su java y lo dejará con un sabor amargo y rancio.

Mantener a raya el aire exterior es especialmente importante cuando se hace una infusión fría, un método que lleva mucho más tiempo. Helfen sugiere colocar una envoltura de plástico sobre la superficie de su lecho de café saturado para asegurarse de que no entre aire durante el proceso.

Selle firmemente su café
Suponiendo que no desea un vaso frío de café helado que sepa a carne de almuerzo, es crucial que guarde la infusión preparada en un recipiente herméticamente cerrado en su refrigerador.

“El aire circula dentro de los refrigeradores de manera bastante agresiva, y si sus cervezas no están aisladas de esa circulación de aire, absorberán esos sabores”, explica Helfen.

Evite los cubitos de hielo de café
Hacer cubitos de hielo con café parece una buena idea en teoría, ya que enfría la bebida sin diluir su fuerza (como pueden hacer los cubitos de hielo de agua normal). Pero de manera similar a dejar café sin sellar en su refrigerador, “si los cubitos de hielo de café están colgando expuestos en su congelador, pueden tomar otros sabores que usted no desea”, dice Helfen.

Master Flash Brewing
Si está deseando tomar un café helado ahora mismo pero no preparó ninguna infusión fría con anticipación, intente preparar un lote instantáneo. Para preparar café frío con este método, prepare café caliente como de costumbre, luego use menos agua caliente y vuelva a agregarlo al café al final a modo de hielo. "Básicamente, se prepara un concentrado caliente, luego se diluye y se enfría con hielo", explica Helfen.

Las medidas ideales de Helfen: 30 gramos de café normal normalmente requieren 500 gramos de agua. Para este método, haga un pourover con 30 gramos de café y prepárelo con alrededor de 300 gramos de agua caliente, luego divida la diferencia agregando 200 gramos de hielo.


¿Café helado perfecto en casa? Estos consejos de expertos lo tienen cubierto

Puede que el verano esté llegando a su fin, pero la temporada del café helado nunca termina. Claro, una taza de café humeante tiene su lugar en la vida, pero a veces, un vaso de café fuerte y frío en la cara es solo la refrescante dosis de cafeína que anhelas y nada más servirá.

Opción uno: Conduzca a Starbucks (nuevamente) y gaste $ 3.50 en un Grande. Opción dos: aprenda lo fácil que es preparar un delicioso lote de café en casa para ahorrar tanto el viaje como el dinero.

Ya sea que tenga la dedicación (y la paciencia) suficiente para hacer una infusión fría desde cero o quiera aprender el secreto de la preparación rápida, Ben Helfen, especialista en apoyo educativo de Counter Culture Coffee, comparte sus consejos profesionales para preparar el mejor lote de helado en casa. café cada vez.

Obtener puro
El café contiene más del 95% de agua (incluso los concentrados de infusión en frío), por lo que tiene sentido que la calidad del agua que utilice tenga un impacto en la calidad de la infusión casera.

“Generalmente, la filtración de carbón básica hará un excelente trabajo para eliminar algunos sabores desagradables en el agua”, dice Helfen. Por lo tanto, su práctica jarra Brita contribuirá en gran medida a aumentar el factor yum de su café helado. Dicho esto, si vive en un municipio con agua dura, es posible que deba invertir en un sistema de filtración de agua más resistente.

Mantenlo limpio
A muchas personas les gusta preparar café helado en lotes grandes para poder disfrutarlo en el transcurso de unos días. Pero tenga cuidado, porque este tiempo de espera prolongado puede permitir que la menor cantidad de bacterias se multiplique exponencialmente.

“Almacenar café frío en el refrigerador ayudará, pero el crecimiento bacteriano aún puede ocurrir si el equipo no fue desinfectado adecuadamente”, explica Helfen. "Incluso si no lo enferma, puede afectar el sabor de su café frío de una manera muy negativa".

Limpia tu cafetera con jabón para platos y agua caliente después de cada uso. Para descalcificar la acumulación de minerales en la cafetera, una vez al mes querrá "preparar" una mezcla de vinagre blanco destilado y agua, luego "preparar" un segundo lote de agua para eliminarlo todo.

Mantener el aire
“Mantener alejado el aire durante la preparación ayuda a conservar los buenos sabores del café por más tiempo”, dice Helfen. También ayuda a prevenir la oxidación, que alterará el equilibrio del pH de su java y lo dejará con un sabor amargo y rancio.

Mantener a raya el aire exterior es especialmente importante cuando se hace una infusión en frío, un método que lleva mucho más tiempo. Helfen sugiere colocar una envoltura de plástico sobre la superficie de su lecho de café saturado para asegurarse de que no entre aire durante el proceso.

Selle firmemente su café
Suponiendo que no desea un vaso frío de café helado que sepa a carne de almuerzo, es crucial que guarde la infusión preparada en un recipiente herméticamente cerrado en su refrigerador.

“El aire circula dentro de los refrigeradores de manera bastante agresiva, y si sus cervezas no están aisladas de esa circulación de aire, absorberán esos sabores”, explica Helfen.

Evite los cubitos de hielo de café
Hacer cubitos de hielo con café parece una buena idea en teoría, ya que enfría la bebida sin diluir su fuerza (como pueden hacer los cubitos de hielo de agua normal). Pero de manera similar a dejar café sin sellar en su refrigerador, “si los cubitos de hielo de café están colgando expuestos en su congelador, pueden tomar otros sabores que usted no desea”, dice Helfen.

Master Flash Brewing
Si está deseando tomar un café helado ahora mismo pero no preparó ninguna infusión fría con anticipación, intente preparar un lote instantáneo. Para preparar café frío con este método, prepare café caliente como de costumbre, luego use menos agua caliente y vuelva a agregarlo al café al final a modo de hielo. "Básicamente, estás elaborando un concentrado caliente, luego lo diluyes y lo enfrías con hielo", explica Helfen.

Las medidas ideales de Helfen: 30 gramos de café normal normalmente requieren 500 gramos de agua. Para este método, haga un pourover con 30 gramos de café y prepárelo con alrededor de 300 gramos de agua caliente, luego divida la diferencia agregando 200 gramos de hielo.


¿Café helado perfecto en casa? Estos consejos de expertos lo tienen cubierto

Puede que el verano esté llegando a su fin, pero la temporada del café helado nunca termina. Claro, una taza de café humeante tiene su lugar en la vida, pero a veces, un vaso de café fuerte y frío en la cara es solo la refrescante dosis de cafeína que anhelas y nada más servirá.

Opción uno: Conduzca a Starbucks (nuevamente) y gaste $ 3.50 en un Grande. Opción dos: aprenda lo fácil que es preparar un delicioso lote de café en casa para ahorrar tanto el viaje como el dinero.

Ya sea que tenga la dedicación (y la paciencia) suficiente para hacer una infusión fría desde cero o quiera aprender el secreto de la preparación rápida, Ben Helfen, especialista en apoyo educativo de Counter Culture Coffee, comparte sus consejos profesionales para preparar el mejor lote de helado en casa. café cada vez.

Obtener puro
El café contiene más del 95% de agua (incluso los concentrados de infusión en frío), por lo que tiene sentido que la calidad del agua que utilice tenga un impacto en la calidad de la infusión casera.

“Generalmente, la filtración de carbón básica hará un excelente trabajo al eliminar algunos sabores desagradables en el agua”, dice Helfen. Por lo tanto, su práctica jarra Brita contribuirá en gran medida a aumentar el factor yum de su café helado. Dicho esto, si vive en un municipio con agua dura, es posible que deba invertir en un sistema de filtración de agua más resistente.

Mantenlo limpio
A muchas personas les gusta preparar café helado en lotes grandes para poder disfrutarlo en el transcurso de unos días. Pero tenga cuidado, porque este tiempo de espera prolongado puede permitir que la menor cantidad de bacterias se multiplique exponencialmente.

“Almacenar café frío en el refrigerador ayudará, pero el crecimiento bacteriano aún puede ocurrir si el equipo no fue desinfectado adecuadamente”, explica Helfen. "Incluso si no lo enferma, puede afectar el sabor de su café frío de una manera muy negativa".

Limpia tu cafetera con jabón para platos y agua caliente después de cada uso. Para descalcificar la acumulación de minerales en la cafetera, una vez al mes querrá "preparar" una mezcla de vinagre blanco destilado y agua, luego "preparar" un segundo lote de agua para eliminarlo todo.

Mantener el aire
“Mantener alejado el aire durante la preparación ayuda a conservar los buenos sabores del café por más tiempo”, dice Helfen. También ayuda a prevenir la oxidación, que alterará el equilibrio del pH de su java y lo dejará con un sabor amargo y rancio.

Mantener a raya el aire exterior es especialmente importante cuando se hace una infusión en frío, un método que lleva mucho más tiempo. Helfen sugiere colocar una envoltura de plástico sobre la superficie de su lecho de café saturado para asegurarse de que no entre aire durante el proceso.

Selle firmemente su café
Suponiendo que no desea un vaso frío de café helado que sepa a carne de almuerzo, es crucial que guarde la infusión preparada en un recipiente herméticamente cerrado en su refrigerador.

“El aire circula dentro de los refrigeradores de manera bastante agresiva, y si sus cervezas no están aisladas de esa circulación de aire, absorberán esos sabores”, explica Helfen.

Evite los cubitos de hielo de café
Hacer cubitos de hielo con café parece una buena idea en teoría, ya que enfría la bebida sin diluir su fuerza (como pueden hacer los cubitos de hielo de agua normal). Pero de manera similar a dejar café sin sellar en su refrigerador, “si los cubitos de hielo de café están colgando expuestos en su congelador, pueden tomar otros sabores que usted no desea”, dice Helfen.

Master Flash Brewing
Si está deseando tomar un café helado ahora mismo pero no preparó ninguna infusión fría con anticipación, intente preparar un lote instantáneo. Para preparar café frío con este método, prepare café caliente como de costumbre, luego use menos agua caliente y vuelva a agregarlo al café al final a modo de hielo. "Básicamente, se prepara un concentrado caliente, luego se diluye y se enfría con hielo", explica Helfen.

Las medidas ideales de Helfen: 30 gramos de café normal normalmente requieren 500 gramos de agua. Para este método, haga un pourover con 30 gramos de café y prepárelo con alrededor de 300 gramos de agua caliente y luego, divida la diferencia agregando 200 gramos de hielo.


¿Café helado perfecto en casa? Estos consejos de expertos lo tienen cubierto

Puede que el verano esté llegando a su fin, pero la temporada del café helado nunca termina. Claro, una taza de café humeante tiene su lugar en la vida, pero a veces, un vaso de café fuerte y frío en la cara es solo la refrescante dosis de cafeína que anhelas y nada más servirá.

Opción uno: Conduzca a Starbucks (nuevamente) y gaste $ 3.50 en un Grande. Opción dos: aprenda lo fácil que es preparar un delicioso lote de café en casa para ahorrar tanto el viaje como el dinero.

Ya sea que tenga la dedicación (y la paciencia) suficiente para hacer una cerveza fría desde cero o quiera aprender el secreto de la preparación rápida, Ben Helfen, especialista en apoyo educativo de Counter Culture Coffee, comparte sus consejos profesionales para preparar el mejor lote de helado en casa. café cada vez.

Obtener puro
El café contiene más del 95% de agua (incluso los concentrados de infusión fría), por lo que tiene sentido que la calidad del agua que utilice tenga un impacto en la calidad de la infusión casera.

“Generalmente, la filtración de carbón básica hará un excelente trabajo para eliminar algunos sabores desagradables en el agua”, dice Helfen. Por lo tanto, su práctica jarra Brita contribuirá en gran medida a aumentar el factor yum de su café helado. Dicho esto, si vive en un municipio con agua dura, es posible que deba invertir en un sistema de filtración de agua más resistente.

Mantenlo limpio
A muchas personas les gusta preparar café helado en lotes grandes para poder disfrutarlo en el transcurso de unos días. Pero tenga cuidado, porque este tiempo de espera prolongado puede permitir que la menor cantidad de bacterias se multiplique exponencialmente.

“Almacenar café frío en el refrigerador ayudará, pero el crecimiento bacteriano aún puede ocurrir si el equipo no fue desinfectado adecuadamente”, explica Helfen. "Incluso si no lo enferma, puede afectar el sabor de su café frío de una manera muy negativa".

Limpia tu cafetera con jabón para platos y agua caliente después de cada uso. Para descalcificar la acumulación de minerales en la cafetera, una vez al mes querrá "preparar" una mezcla de vinagre blanco destilado y agua, luego "preparar" un segundo lote de agua para eliminarlo todo.

Mantener el aire
“Mantener alejado el aire durante la preparación ayuda a conservar los buenos sabores del café por más tiempo”, dice Helfen. También ayuda a prevenir la oxidación, que alterará el equilibrio del pH de su java y lo dejará con un sabor amargo y rancio.

Mantener a raya el aire exterior es especialmente importante cuando se hace una infusión fría, un método que lleva mucho más tiempo. Helfen sugiere colocar una envoltura de plástico sobre la superficie de su lecho de café saturado para asegurarse de que no entre aire durante el proceso.

Selle firmemente su café
Suponiendo que no desea un vaso frío de café helado que sepa a carne de almuerzo, es crucial que guarde la infusión preparada en un recipiente herméticamente cerrado en su refrigerador.

“El aire circula dentro de los refrigeradores de manera bastante agresiva, y si sus cervezas no están aisladas de esa circulación de aire, absorberán esos sabores”, explica Helfen.

Evite los cubitos de hielo de café
Hacer cubitos de hielo con café parece una buena idea en teoría, ya que enfría la bebida sin diluir su fuerza (como pueden hacer los cubitos de hielo de agua normal). Pero de manera similar a dejar café sin sellar en su refrigerador, “si los cubitos de hielo de café están colgando expuestos en su congelador, pueden tomar otros sabores que usted no desea”, dice Helfen.

Master Flash Brewing
Si está ansioso por tomar un café helado ahora mismo, pero no preparó ningún café frío con anticipación, intente preparar un lote instantáneo. Para preparar café frío con este método, prepare café caliente como de costumbre, luego use menos agua caliente y vuelva a agregarlo al café al final a modo de hielo. "Básicamente, se prepara un concentrado caliente, luego se diluye y se enfría con hielo", explica Helfen.

Las medidas ideales de Helfen: 30 gramos de café normal normalmente requieren 500 gramos de agua. Para este método, haga un pourover con 30 gramos de café y prepárelo con alrededor de 300 gramos de agua caliente, luego divida la diferencia agregando 200 gramos de hielo.


¿Café helado perfecto en casa? Estos consejos de expertos lo tienen cubierto

Puede que el verano esté llegando a su fin, pero la temporada del café helado nunca termina. Claro, una taza de café humeante tiene su lugar en la vida, pero a veces, un vaso de café fuerte y frío en la cara es solo la refrescante dosis de cafeína que anhelas y nada más servirá.

Opción uno: Conduzca a Starbucks (nuevamente) y gaste $ 3.50 en un Grande. Opción dos: aprenda lo fácil que es preparar un delicioso lote de café en casa para ahorrar tanto el viaje como el dinero.

Ya sea que tenga la dedicación (y la paciencia) suficiente para hacer una infusión fría desde cero o quiera aprender el secreto de la preparación rápida, Ben Helfen, especialista en apoyo educativo de Counter Culture Coffee, comparte sus consejos profesionales para preparar el mejor lote de helado en casa. café cada vez.

Obtener puro
Coffee is more than 95% water (even cold brew concentrates), so it makes sense that the quality of water you use will impact the quality of your home brew.

“Generally, basic carbon filtration will do an excellent job of removing some unpleasant flavors in water,” says Helfen. So your handy Brita pitcher will go a long way in upping the yum factor of your iced coffee. That said, if you live in a municipality with hard water, you may need to invest in a more heavy-duty water filtration system.

Keep It Clean
Many people like to DIY iced coffee in large batches so they can enjoy it over the course of a few days. But beware, because this extended hold time can allow the tiniest amount of bacteria to exponentially multiply.

“Storing cold coffee in the fridge will help, but bacterial growth can still happen if the equipment wasn’t properly sanitized,” explains Helfen. “Even if it doesn’t make you sick, it can impact the flavor of your cold coffee in a very negative way.”

Clean your coffee pot with dish soap and hot water after every use. To decalcify mineral build-up in the coffee maker, once a month you’ll want to “brew” a blend of white distilled vinegar and water, then “brew” a second batch of just water to flush it all out.

Keep Out The Air
“Keeping air away during brewing helps preserve the good flavors in your coffee longer,” says Helfen. It also helps prevent oxidation, which will mess with your java’s pH balance and leave it tasting bitter and stale.

Keeping outside air at bay is especially important when making cold brew, a method that takes much longer. Helfen suggests resting plastic wrap on the surface of your saturated coffee bed to really ensure no air gets in during the process.

Tightly Seal Your Coffee
Assuming you don’t want a cold glass of iced coffee that tastes like lunch meat, it’s crucial that you store your prepared brew in a tightly sealed container in your fridge.

“Air circulates inside refrigerators quite aggressively, and if your brews aren’t sealed off from that air circulation, they will absorb those flavors,” explains Helfen.

Skip The Coffee Ice Cubes
Making ice cubes out of coffee seems like a good idea in theory it chills your beverage without diluting its strength (like regular water ice cubes can do). But similarly to leaving unsealed coffee in your fridge, “if coffee ice cubes are just hanging out exposed in your freezer, they can take on other flavors you don’t want,” says Helfen.

Master Flash Brewing
If you’re jonesing for an iced coffee right the heck now but didn’t prepare any cold brew ahead of time, try flash brewing a batch. To prepare cold coffee in this method, you brew hot coffee like normal, then use less hot water and add it back to the coffee at the end by way of ice. “Essentially, you’re brewing a hot concentrate, then diluting it and chilling it with ice,” explains Helfen.

Helfen’s ideal measurements: 30 grams of regular coffee normally calls for 500 grams of water. For this method, do a pourover with 30 grams of coffee, and brew it with around 300 grams of hot water then, split the difference by adding 200 grams of ice.


Perfect Iced Coffee At Home? These Expert Tips Have You Covered

Summertime may be coming to a close, but iced coffee season is never over. Sure, a steaming hot cup ’o joe has its place in life — but sometimes, a cold, strong glass of coffee to the face is just the refreshing caffeine fix you’re craving and nothing else will do.

Option one: Drive to Starbucks (again) and spend $3.50 on a Grande. Option two: Learn how easy it is to make a delicious café-grade batch at home to save yourself both the trip and money.

Whether you’re dedicated (and patient) enough to make cold brew from scratch or want to learn the secret to flash brewing, Ben Helfen, education support specialist at Counter Culture Coffee shares his pro tips for making the best batch of at-home iced coffee every time.

Get Pure
Coffee is more than 95% water (even cold brew concentrates), so it makes sense that the quality of water you use will impact the quality of your home brew.

“Generally, basic carbon filtration will do an excellent job of removing some unpleasant flavors in water,” says Helfen. So your handy Brita pitcher will go a long way in upping the yum factor of your iced coffee. That said, if you live in a municipality with hard water, you may need to invest in a more heavy-duty water filtration system.

Keep It Clean
Many people like to DIY iced coffee in large batches so they can enjoy it over the course of a few days. But beware, because this extended hold time can allow the tiniest amount of bacteria to exponentially multiply.

“Storing cold coffee in the fridge will help, but bacterial growth can still happen if the equipment wasn’t properly sanitized,” explains Helfen. “Even if it doesn’t make you sick, it can impact the flavor of your cold coffee in a very negative way.”

Clean your coffee pot with dish soap and hot water after every use. To decalcify mineral build-up in the coffee maker, once a month you’ll want to “brew” a blend of white distilled vinegar and water, then “brew” a second batch of just water to flush it all out.

Keep Out The Air
“Keeping air away during brewing helps preserve the good flavors in your coffee longer,” says Helfen. It also helps prevent oxidation, which will mess with your java’s pH balance and leave it tasting bitter and stale.

Keeping outside air at bay is especially important when making cold brew, a method that takes much longer. Helfen suggests resting plastic wrap on the surface of your saturated coffee bed to really ensure no air gets in during the process.

Tightly Seal Your Coffee
Assuming you don’t want a cold glass of iced coffee that tastes like lunch meat, it’s crucial that you store your prepared brew in a tightly sealed container in your fridge.

“Air circulates inside refrigerators quite aggressively, and if your brews aren’t sealed off from that air circulation, they will absorb those flavors,” explains Helfen.

Skip The Coffee Ice Cubes
Making ice cubes out of coffee seems like a good idea in theory it chills your beverage without diluting its strength (like regular water ice cubes can do). But similarly to leaving unsealed coffee in your fridge, “if coffee ice cubes are just hanging out exposed in your freezer, they can take on other flavors you don’t want,” says Helfen.

Master Flash Brewing
If you’re jonesing for an iced coffee right the heck now but didn’t prepare any cold brew ahead of time, try flash brewing a batch. To prepare cold coffee in this method, you brew hot coffee like normal, then use less hot water and add it back to the coffee at the end by way of ice. “Essentially, you’re brewing a hot concentrate, then diluting it and chilling it with ice,” explains Helfen.

Helfen’s ideal measurements: 30 grams of regular coffee normally calls for 500 grams of water. For this method, do a pourover with 30 grams of coffee, and brew it with around 300 grams of hot water then, split the difference by adding 200 grams of ice.


Perfect Iced Coffee At Home? These Expert Tips Have You Covered

Summertime may be coming to a close, but iced coffee season is never over. Sure, a steaming hot cup ’o joe has its place in life — but sometimes, a cold, strong glass of coffee to the face is just the refreshing caffeine fix you’re craving and nothing else will do.

Option one: Drive to Starbucks (again) and spend $3.50 on a Grande. Option two: Learn how easy it is to make a delicious café-grade batch at home to save yourself both the trip and money.

Whether you’re dedicated (and patient) enough to make cold brew from scratch or want to learn the secret to flash brewing, Ben Helfen, education support specialist at Counter Culture Coffee shares his pro tips for making the best batch of at-home iced coffee every time.

Get Pure
Coffee is more than 95% water (even cold brew concentrates), so it makes sense that the quality of water you use will impact the quality of your home brew.

“Generally, basic carbon filtration will do an excellent job of removing some unpleasant flavors in water,” says Helfen. So your handy Brita pitcher will go a long way in upping the yum factor of your iced coffee. That said, if you live in a municipality with hard water, you may need to invest in a more heavy-duty water filtration system.

Keep It Clean
Many people like to DIY iced coffee in large batches so they can enjoy it over the course of a few days. But beware, because this extended hold time can allow the tiniest amount of bacteria to exponentially multiply.

“Storing cold coffee in the fridge will help, but bacterial growth can still happen if the equipment wasn’t properly sanitized,” explains Helfen. “Even if it doesn’t make you sick, it can impact the flavor of your cold coffee in a very negative way.”

Clean your coffee pot with dish soap and hot water after every use. To decalcify mineral build-up in the coffee maker, once a month you’ll want to “brew” a blend of white distilled vinegar and water, then “brew” a second batch of just water to flush it all out.

Keep Out The Air
“Keeping air away during brewing helps preserve the good flavors in your coffee longer,” says Helfen. It also helps prevent oxidation, which will mess with your java’s pH balance and leave it tasting bitter and stale.

Keeping outside air at bay is especially important when making cold brew, a method that takes much longer. Helfen suggests resting plastic wrap on the surface of your saturated coffee bed to really ensure no air gets in during the process.

Tightly Seal Your Coffee
Assuming you don’t want a cold glass of iced coffee that tastes like lunch meat, it’s crucial that you store your prepared brew in a tightly sealed container in your fridge.

“Air circulates inside refrigerators quite aggressively, and if your brews aren’t sealed off from that air circulation, they will absorb those flavors,” explains Helfen.

Skip The Coffee Ice Cubes
Making ice cubes out of coffee seems like a good idea in theory it chills your beverage without diluting its strength (like regular water ice cubes can do). But similarly to leaving unsealed coffee in your fridge, “if coffee ice cubes are just hanging out exposed in your freezer, they can take on other flavors you don’t want,” says Helfen.

Master Flash Brewing
If you’re jonesing for an iced coffee right the heck now but didn’t prepare any cold brew ahead of time, try flash brewing a batch. To prepare cold coffee in this method, you brew hot coffee like normal, then use less hot water and add it back to the coffee at the end by way of ice. “Essentially, you’re brewing a hot concentrate, then diluting it and chilling it with ice,” explains Helfen.

Helfen’s ideal measurements: 30 grams of regular coffee normally calls for 500 grams of water. For this method, do a pourover with 30 grams of coffee, and brew it with around 300 grams of hot water then, split the difference by adding 200 grams of ice.


Ver el vídeo: Tips για τον καλύτερο καφέ. NESCAFÉ Greece (Diciembre 2021).