Recetas tradicionales

Nudos de ajo

Nudos de ajo

Si está haciendo su propia masa, siga los pasos 1-3. Si usa masa de pizza comprada en la tienda, deje que se descongele a temperatura ambiente y continúe con el paso 4.

1 Prueba de la levadura: Revuelva la levadura y el azúcar en un tazón pequeño con el agua tibia y déjelo reposar durante 3-5 minutos, hasta que comience a hacer espuma. (Si forma espuma, significa que la levadura está viva y activa. De lo contrario, significa que la levadura está muerta y necesitará un nuevo paquete de levadura. Siempre es útil verificar la fecha de caducidad de la levadura. )

2 Prepara la masa: En un tazón grande, mezcle la harina y la sal. Hacer un hueco en el centro de la harina y verter el aceite de oliva, luego la mezcla de levadura, azúcar y agua.

Mezcle todo esto para formar una masa suave y amase durante 5-10 minutos. (Puede usar una batidora KitchenAid con un gancho para masa para este paso).

¡La masa debe estar blanda! Y de mal gusto. Si está demasiado seco, agregue otra 1 o 2 cucharadas de agua.

3 Deja que la masa suba: Con las manos bien enharinadas, forma una bola con la masa y unta ligeramente con aceite de oliva. Colóquelo en un tazón grande, cubra el tazón con una envoltura de plástico y colóquelo en un lugar soleado para que suba al doble de su tamaño. Esto debería tomar entre 90 minutos y varias horas.

Alternativamente, puede ponerlo en el refrigerador durante la noche o hasta 24 horas para que suba lentamente (y desarrolle más sabor).

4 Corta la masa en cuartos y aplana en rectángulos: Cuando la masa haya doblado su tamaño, córtela en cuartos.

(En este punto, si desea preparar la masa con anticipación y congelar, envuelva los cuartos de masa en una envoltura de plástico y congele para más tarde. Descongele durante la noche en el refrigerador para usar).

Coloque 2 bandejas para hornear grandes y cúbralas con un revestimiento de silicona o papel pergamino (rocíe papel pergamino con un poco de aerosol para hornear).

Trabajando con una pieza a la vez, aplanar en rectángulos ásperos de 4 x 5 pulgadas.

5 Corta los rectángulos de masa en tiras: Con un cuchillo afilado o una rueda de pizza, corte cada rectángulo de masa en 4 tiras largas (1 x 5 pulgadas).

Corta estas tiras por la mitad por la mitad. Ahora debería tener 8 tiras (1 x 2,5 pulgadas).

6 Forma nudos: Tome una pieza a la vez y trabaje con la forma de una serpiente.

Luego átalo con un nudo.

Coloque cada nudo en la bandeja para hornear y repita con la masa restante. Recuerda que la masa subirá, así que deja algo de espacio entre cada nudo.

7 Unte con aceite de oliva y deje reposar para que suba: Una vez hechos todos los nudos, píntalos con un poco de aceite de oliva.

Cúbralos sin apretar con una envoltura de plástico y déjelos crecer nuevamente hasta que dupliquen su tamaño, entre 90 minutos y tres horas más o menos. Hacia el final de este período de cocción, precaliente el horno a 400 °.

8 Hornea los nudos: Destape los nudos y hornee en el horno de 12 a 15 minutos, o hasta que esté bien dorado por encima.

9 Haga glaseado de perejil con mantequilla de ajo: Mientras se hornean los nudos de ajo, derrita la mantequilla en una olla pequeña y cocine el ajo suavemente en ella el tiempo suficiente para quitar ese borde de ajo crudo, aproximadamente 1-2 minutos a fuego medio-bajo. Agregue la sal y el perejil y revuelva para combinar. Apaga el fuego.

10 Unte los nudos cocidos con la mezcla de mantequilla de ajo y perejil: Cuando los nudos estén hechos, sacar del horno y dejar enfriar durante 5 minutos. Pintar con la mezcla de ajo, mantequilla y perejil y servir. Es mejor que estén calientes, pero también son buenos a temperatura ambiente.


Ver el vídeo: Dip Quesoso de Pizza Sabor Ajo. EN ESPAÑOL (Diciembre 2021).