+
Recetas inusuales

Rugelach de chocolate y arándanos

Rugelach de chocolate y arándanos

Rugelach es un pastel judío clásico que no es nada difícil de hacer en casa. ¡Esta versión está llena de chocolate y arándanos secos! Bono: ¡Se congelan bien y se mantienen bien!

Crédito de fotografía: Sally Vargas

Cuando viví en Indiana y viajé a la costa este durante las vacaciones, se me pidió que cumpliera una misión de rugelach para mis amigos de Indiana que eran neoyorquinos trasplantados.

Esto implicó un viaje a Babka Bakery (ahora desaparecida) en el Upper West Side de Manhattan, donde recogería un gran lote de rugelach para llevarme a casa.

Estos pequeños y ricos pasteles con relleno de frutas, nueces y chocolate fueron una revelación para mí, por lo que mi misión personal se convirtió en recrearlos, sin el viaje en avión.

¿QUÉ SON LAS COOKIES RUGELACH?

Los orígenes de Rugelach son judíos; el nombre es yiddish para "pequeños giros" y se pronuncia "RUE-geh-loch".

Las pequeñas galletas enrolladas, que a veces tienen forma de medialunas y otras simplemente enrolladas, se encuentran comúnmente en los cafés israelíes. Su popularidad en los EE. UU. Ha crecido considerablemente y se presentan en muchas panaderías de la ciudad aquí.

¿CUÁLES SON ALGUNOS RELLENOS POPULARES PARA RUGELACH?

La masa de queso crema apenas endulzada es rica, y es perfecta para compensar el relleno dulce, que generalmente contiene una combinación de chocolate, canela y nueces.

Las variaciones de relleno van desde albaricoque, pasas, arándanos y semillas de amapola hasta mermelada o mermelada de frambuesa.

En lugar de los arándanos en esta receta, puede picar finamente los albaricoques o los higos, conservar o saltear el chocolate o agregar algunas nueces o almendras finamente picadas. También puede probar una combinación de nueces picadas y mermelada de frambuesa o mermelada.

MASA RUGELACH FÁCIL

Ya sea que mezcle la masa en un tazón con una cuchara de madera o use una batidora de pie, la masa se junta en solo unos minutos.

Divídalo en porciones y refrigérelo hasta que esté firme antes de extender los pasteles. Es más fácil trabajar con él cuando está fresco.

Una vez que tenga la masa fría y el relleno listo, trabaje con una porción de la masa a la vez para enrollarla en un círculo y luego cubra con relleno.

La magia sucede a continuación, cuando cortas el círculo en cuñas y enrollas los pequeños pasteles (y me refiero a pequeños) para formar medias lunas. Aquí es cuando pones tu música favorita y disfrutas del proceso.

QUÉ TAN GRANDE HACER LAS COOKIES DE RUGELACH

Las medias lunas son realmente pequeñas, de aproximadamente una pulgada de largo. Aunque mi abuela no hacía rugelach, me recuerdan a su surtido de galletas navideñas. Juro que solía pensar que necesitabas una lupa para ver los puntitos de su masa esparcidos sobre las bandejas para hornear.

Así que sí, ¡estas maravillas de un bocado son pequeñas!

Dicho esto, si desea galletas un poco más grandes, puede dividir la masa en cuatro en lugar de seis porciones. Enrolle la masa en rectángulos de 4 pulgadas de ancho y córtelos en triángulos más grandes.

CÓMO CONGELAR RUGELACH

  • Para congelar rugelach sin hornear: Rellene y enrolle el rugelach, y luego congélelo en una bandeja para hornear forrada de pergamino. Una vez congelados, transfiéralos a una bolsa de plástico para congelador. Llévalos directamente del congelador al horno para hornearlos, agregando unos minutos más al tiempo de horneado.
  • Para congelar rugelach horneado: Si desea OHIO (solo manipularlo una vez), puede hornear las galletas y, cuando estén frías, envolverlas en bolsas de plástico para congelar. Extiéndalos sobre una rejilla para descongelar.

En cualquier caso, el tiempo óptimo de almacenamiento en el congelador es de dos meses.

DISFRUTA CON CAFÉ!

Ya sea que los prepare con anticipación o los engulle de inmediato, se sentirá tan sofisticado al masticar estos deliciosos bocados con una taza de café.

MÁS COOKIES FAVORITAS DE VACACIONES

  • Macarrones de cocoa y coco
  • Galletas de molinete de vacaciones
  • Galletas Florentinas De Chocolate
  • Cortar y hornear galletas de mantequilla de pistacho
  • Bolas de Rum

Receta de chocolate y arándanos rugelach

Ingredientes

Para la masa:

  • 2 2/3 tazas (325 gramos) de harina para todo uso
  • 1/4 taza (30 gramos) de azúcar en polvo
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 8 onzas de queso crema, a temperatura ambiente
  • 1 taza (2 barras) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el llenado:

  • 1 1/3 taza (160 g) de nueces
  • 2/3 taza (66 g) de chocolate agridulce finamente picado (60 a 70 por ciento) o 60 por ciento de chispas de chocolate agridulce para hornear, como Ghirardelli
  • 2/3 tazas (113 g) de arándanos secos
  • 4 cucharaditas de canela molida

Para terminar las galletas:

  • 1 huevo grande
  • 1 cucharada de agua
  • 4 cucharadas de azúcar granulada o azúcar de caña natural

Método

1 Haz la masa: En un tazón, bata la harina, el azúcar en polvo y la sal hasta que se mezclen.

En el tazón de una batidora de pie con el accesorio de paleta a baja velocidad, mezcle el queso crema, la mantequilla y la vainilla hasta que quede suave. Con la batidora a velocidad baja, agregue gradualmente los ingredientes secos al tazón, mezclando hasta que se combinen.

Si lo hace a mano: Con una espátula resistente o una cuchara de madera, mezcle el queso crema y la mantequilla hasta que quede muy suave. Agregue gradualmente los ingredientes secos, revolviendo hasta que se combinen.

 

2 Porciones y refrigera la masa: Coloca la masa sobre una superficie de trabajo ligeramente enharinada. Divídalo en 6 porciones iguales y forme cada porción en un disco plano de aproximadamente 5 pulgadas de diámetro.

Envuelva cada disco en plástico y refrigere durante 1 hora (o hasta 1 día).

Nota: Para un rugelach más grande, divida la masa en cuatro partes; obtendrá 4 docenas de galletas en su lugar.

3 Cuando esté listo para armar las galletas, haga el relleno: En un procesador de alimentos, muele las nueces, los arándanos, el chocolate y la canela hasta que estén finamente picados. Transfiera a un bol.

4 Estirar la masa y rellenar el rugelach: Precalienta el horno a 350ºF. Forre 2 bandejas para hornear con papel pergamino.

Saque un disco de masa del refrigerador. En una superficie de trabajo ligeramente enharinada, enróllela en un círculo de 10 a 11 pulgadas.

Extienda aproximadamente 1/3 de taza del relleno (sin apretar) sobre la masa; el relleno puede parecer un poco escaso, pero será suficiente una vez que comience a enrollar las galletas. Presione el relleno en la masa con las manos (o enrolle ligeramente con un rodillo) para presionar el relleno ligeramente en la masa.

5 Enrolle las galletas: Con un cortador de pizza o un cuchillo de chef, corte la masa en 12 porciones.

Comenzando en el borde exterior del círculo, enrolle cada cuña hacia el centro, metiendo la masa debajo con cuidado para mantener el relleno intacto. Curva los extremos hacia el centro para formar una media luna y colócalo en la bandeja para hornear. Repita con el resto de la masa y el relleno.

6 Pincel con huevo batido: En un tazón pequeño, bata bien el huevo y el agua con un tenedor. Unta las galletas con el huevo batido y espolvoréalas con el azúcar.

7 Hornea el rugelach: Hornee las galletas durante 20 a 25 minutos, o hasta que estén ligeramente infladas y doradas en la parte inferior. Retirar y dejar enfriar de 3 a 4 minutos.

Con una espátula, transfiéralos a rejillas para terminar de enfriar. Las galletas se pueden guardar a temperatura ambiente en una lata hermética durante 4 a 5 días, o congelar hasta 2 meses.

¡Hola! Todas las fotos y el contenido están protegidos por derechos de autor. No utilice nuestras fotos sin permiso previo por escrito. ¡Gracias!


Ver el vídeo: Cómo hacer ensaimada casera - How to make homemade ensaimada (Marzo 2021).