Recetas tradicionales

Pastel de capas de chocolate clásico

Pastel de capas de chocolate clásico

Prueba esta receta clásica de pastel de capas de chocolate de Country Crock

Pastel de capas de chocolate clásico

El clásico pastel de chocolate: bueno para cumpleaños y casi cualquier celebración que se te ocurra.

Ingredientes

Para el pastel:

  • 4 onzas de chocolate sin azúcar, picado en trozos grandes
  • 2/3 tazas de agua
  • 2 tazas de harina para todo uso
  • 1/2 taza de cacao en polvo sin azúcar
  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1 taza de mantequilla para untar, como Country Crock® Spread
  • 1 2/3 taza de azúcar
  • 3/4 tazas de crema agria
  • 3 huevos

Para el glaseado:

  • 1 1/2 taza de crema espesa o crema batida
  • 1 paquete (12 oz) de chispas de chocolate semidulce

Pastel de capas de chocolate clásico

Desde que mencioné mi cumpleaños reciente, muchos lectores me han preguntado acerca de mi pastel de cumpleaños. Aquellos que han estado leyendo por un tiempo saben que es una tradición mía hornear mi propio pastel de cumpleaños. Aquellos a quienes no les encanta hornear tienen dificultades para entender esto. ¿No preferiría que alguien más me lo horneara? ¿O tienes uno de una panadería? No y no. Cuando amas hornear tanto como a mí, la mitad del placer está en hacer & # 8211 batir la mantequilla y el azúcar, alisar la masa en los moldes para pasteles y, sin duda, en los sedosos remolinos del glaseado.

Normalmente paso mucho tiempo agonizando sobre qué tipo de pastel debería hacer, ya que es la única vez en todo el año que hago un pastel para mí. Pero este año fue un poco diferente. Como sabía que estaba haciendo un pastel para una fiesta bastante grande, no estaba pensando tanto en qué pastel quería, sino en lo que sería más apropiado para la fiesta y suficiente para alimentar a todos. Al final, me decidí por un pequeño pastel de tres niveles & # 8211 limón / limón, chocolate / chocolate y terciopelo rojo / queso crema. Había algo para todos y definitivamente mucho pastel para todos.

Después de que todo el alboroto de cumpleaños terminó, no pude evitar la idea de hacer un pastel solo para mí (bueno, solo para nuestra familia). Sin embargo, por alguna razón, no era ninguno de los pasteles de pantalones elegantes o los pasteles de sabor único que quería. Todo lo que quería era un pastel de capas de chocolate clásico, pasado de moda y puro. Así que eso es lo que hice. No se puede vencer a un pastel de chocolate realmente bueno y este es definitivamente uno bueno. Todos tienen sus propias opiniones sobre lo que hace que un pastel de chocolate sea ideal. La mía es blanda y tiene una miga densa y húmeda. Opté por usar mi amado glaseado de crema agria de chocolate esta vez, pero creo que también sería estelar con este glaseado de chocolate negro, dependiendo de tu estado de ánimo (o, a veces, de los ingredientes que tengas a mano).

Ingredientes

Para el pastel:
1¼ tazas (6¼ oz) de harina para todo uso
1 taza (3 oz) de cacao en polvo sin azúcar, y más para quitar el polvo de los moldes
2 cucharaditas espresso instantáneo o café en polvo
1 taza de agua hirviendo
½ taza de crema agria
2 cucharaditas extracto de vainilla
1 taza (2 barras) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1¾ tazas (12¼ oz.) De azúcar
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
1 cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita sal

Para el glaseado:
9.5 oz. chocolate agridulce, finamente picado
6 onzas. queso crema, a temperatura ambiente
6 cucharadas mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
2 tazas de azúcar glass, tamizada
4 cucharadas cacao en polvo de proceso holandés sin azúcar
Pizca de sal
2/3 taza más 1 cucharada. cCrea agria

Direcciones

Para hacer el pastel, precaliente el horno a 350 ° F. Unte con mantequilla los bordes de 2 moldes para pasteles redondos de 9 pulgadas y espolvoree con cacao en polvo, sacudiendo el exceso. Cubra el fondo de las bandejas con papel pergamino. En un tazón mediano, combine el cacao en polvo, el espresso en polvo y el agua hirviendo. Batir hasta que quede suave, dejar a un lado para que se enfríe un poco. Cuando se enfríe un poco, agregue la crema agria y la vainilla. Dejar de lado. En el tazón de una batidora eléctrica, bata la mantequilla a velocidad media-alta hasta que quede suave, aproximadamente 1 minuto. Mezcle gradualmente el azúcar y bata a velocidad media-alta hasta que esté suave y esponjoso, 2-3 minutos más. Incorpora los huevos uno a la vez. En un tazón mediano, combine la harina, el bicarbonato de sodio y la sal para mezclar.

Con la batidora a baja velocidad, agregue los ingredientes secos en tres adiciones alternando con la mezcla de crema agria, batiendo cada adición hasta que se incorporen. Divida la masa uniformemente entre los moldes preparados. Hornea las capas de bizcocho durante unos 23-27 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio, girando los moldes a la mitad para asegurar una cocción uniforme. Transfiera las capas de pastel horneado a una rejilla y deje enfriar en los moldes por lo menos 30 minutos antes de invertir sobre la rejilla para que se enfríe por completo.

Para hacer el glaseado, derrita el chocolate en un recipiente resistente al calor colocado sobre una olla con agua hirviendo. Deje enfriar hasta que apenas esté tibio. En el tazón de una batidora de pie equipada con el accesorio de paleta, bata el queso crema y la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté pálido y esponjoso, aproximadamente 3-4 minutos. Mezcle gradualmente el azúcar de repostería, el cacao en polvo y la sal. Batir el chocolate derretido y enfriado y luego la crema agria. Continúe batiendo hasta que la mezcla esté suave y bien combinada.

Para armar el pastel, coloque una de las capas de pastel en una tabla para pastel o en una fuente para servir. Extienda una capa uniforme de glaseado sobre la parte superior del pastel. Cubra con la segunda capa de pastel. Escarcha la parte superior y los lados del pastel con una fina capa de miga al principio. Coloque en el congelador durante 30 minutos para que cuaje. (Mientras se endurece la capa de migas, es posible que desee dejar la batidora a baja velocidad con el glaseado restante para que el chocolate derretido no se endurezca. Una vez que la torta de migas esté lista, vuelva a congelar la parte superior y los lados de la torta usando una compensación espátula o cuchara para una apariencia suave y ondulada. Cortar y servir.

Fuente

pastel adaptado de Baking Illustrated, glaseado ligeramente adaptado de Cupcakes de Martha Stewart


Pastel de capas de chocolate clásico

Desde que mencioné mi cumpleaños reciente, muchos lectores me han preguntado acerca de mi pastel de cumpleaños. Aquellos que han estado leyendo por un tiempo saben que es una tradición mía hornear mi propio pastel de cumpleaños. Aquellos a quienes no les encanta hornear tienen dificultades para entender esto. ¿No preferiría que alguien más me lo horneara? ¿O tienes uno de una panadería? No y no. Cuando amas hornear tanto como a mí, la mitad del placer está en hacer & # 8211 batir la mantequilla y el azúcar, suavizar la masa en los moldes para pasteles y, sin duda, en los sedosos remolinos del glaseado.

Normalmente paso mucho tiempo pensando en qué tipo de pastel debo hacer, ya que es la única vez en todo el año que hago un pastel para mí. Pero este año fue un poco diferente. Como sabía que estaba haciendo un pastel para una fiesta bastante grande, no estaba pensando tanto en qué pastel quería, sino en lo que sería más apropiado para la fiesta y suficiente para alimentar a todos. Al final, me decidí por un pequeño pastel de tres niveles & # 8211 limón / limón, chocolate / chocolate y terciopelo rojo / queso crema. Había algo para todos y definitivamente mucho pastel para todos.

Después de que todo el alboroto de cumpleaños terminó, no pude evitar la idea de hacer un pastel solo para mí (bueno, solo para nuestra familia). Sin embargo, por alguna razón, no era ninguno de los pasteles de pantalones elegantes o los pasteles de sabor único que quería. Todo lo que quería era un pastel de capas de chocolate clásico, pasado de moda y puro. Así que eso es lo que hice. No se puede vencer a un pastel de chocolate realmente bueno y este es definitivamente uno bueno. Todos tienen sus propias opiniones sobre lo que hace que un pastel de chocolate sea ideal. La mía es blanda y tiene una miga densa y húmeda. Opté por usar mi amado glaseado de crema agria de chocolate esta vez, pero creo que también sería estelar con este glaseado de chocolate negro, dependiendo de tu estado de ánimo (o, a veces, de los ingredientes que tengas a mano).

Ingredientes

Para el pastel:
1¼ tazas (6¼ oz) de harina para todo uso
1 taza (3 oz) de cacao en polvo sin azúcar, y más para quitar el polvo de los moldes
2 cucharaditas espresso instantáneo o café en polvo
1 taza de agua hirviendo
½ taza de crema agria
2 cucharaditas extracto de vainilla
1 taza (2 barras) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1¾ tazas (12¼ oz.) De azúcar
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
1 cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita sal

Para el glaseado:
9.5 oz. chocolate agridulce, finamente picado
6 onzas. queso crema, a temperatura ambiente
6 cucharadas mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
2 tazas de azúcar glass, tamizada
4 cucharadas cacao en polvo de proceso holandés sin azúcar
Pizca de sal
2/3 taza más 1 cda. cCrea agria

Direcciones

Para hacer el pastel, precaliente el horno a 350˚ F. Unte con mantequilla los bordes de 2 moldes para pasteles redondos de 9 pulgadas y espolvoree con cacao en polvo, sacudiendo el exceso. Cubra el fondo de las bandejas con papel pergamino. En un tazón mediano, combine el cacao en polvo, el espresso en polvo y el agua hirviendo. Batir hasta que quede suave, dejar a un lado para que se enfríe un poco. Cuando se enfríe un poco, agregue la crema agria y la vainilla. Dejar de lado. En el tazón de una batidora eléctrica, bata la mantequilla a velocidad media-alta hasta que quede suave, aproximadamente 1 minuto. Mezcle gradualmente el azúcar y bata a velocidad media-alta hasta que esté suave y esponjoso, 2-3 minutos más. Incorpora los huevos uno a la vez. En un tazón mediano, combine la harina, el bicarbonato de sodio y la sal para mezclar.

Con la batidora a baja velocidad, agregue los ingredientes secos en tres adiciones alternando con la mezcla de crema agria, batiendo cada adición hasta que se incorporen. Divida la masa uniformemente entre los moldes preparados. Hornea las capas de bizcocho durante unos 23-27 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio, girando los moldes a la mitad para asegurar una cocción uniforme. Transfiera las capas de pastel horneado a una rejilla y deje enfriar en los moldes por lo menos 30 minutos antes de invertir en la rejilla para que se enfríe por completo.

Para hacer el glaseado, derrita el chocolate en un recipiente resistente al calor colocado sobre una olla con agua hirviendo. Deje enfriar hasta que apenas esté tibio. En el tazón de una batidora de pie equipada con el accesorio de paleta, bata el queso crema y la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté pálido y esponjoso, aproximadamente 3-4 minutos. Mezcle gradualmente el azúcar de repostería, el cacao en polvo y la sal. Batir el chocolate derretido y enfriado y luego la crema agria. Continúe batiendo hasta que la mezcla esté suave y bien combinada.

Para armar el pastel, coloque una de las capas de pastel en una tabla para pastel o en una fuente para servir. Extienda una capa uniforme de glaseado sobre la parte superior del pastel. Cubra con la segunda capa de pastel. Escarcha la parte superior y los lados del pastel con una fina capa de miga al principio. Coloque en el congelador durante 30 minutos para que cuaje. (Mientras se endurece la capa de migas, es posible que desee dejar la batidora a baja velocidad con el glaseado restante para que el chocolate derretido no se endurezca. Una vez que la torta de migas esté lista, congele la parte superior y los lados de la torta nuevamente usando espátula o cuchara para una apariencia suave y ondulada.

Fuente

pastel adaptado de Baking Illustrated, glaseado ligeramente adaptado de Cupcakes de Martha Stewart


Pastel de capas de chocolate clásico

Desde que mencioné mi cumpleaños reciente, muchos lectores me han preguntado acerca de mi pastel de cumpleaños. Aquellos que han estado leyendo por un tiempo saben que es una tradición mía hornear mi propio pastel de cumpleaños. Aquellos a quienes no les encanta hornear tienen dificultades para entender esto. ¿No preferiría que alguien más me lo horneara? ¿O tienes uno de una panadería? No y no. Cuando amas hornear tanto como a mí, la mitad del placer está en hacer & # 8211 batir la mantequilla y el azúcar, suavizar la masa en los moldes para pasteles y, sin duda, en los sedosos remolinos del glaseado.

Normalmente paso mucho tiempo pensando en qué tipo de pastel debo hacer, ya que es la única vez en todo el año que hago un pastel para mí. Pero este año fue un poco diferente. Como sabía que estaba haciendo un pastel para una fiesta bastante grande, no estaba pensando tanto en qué pastel quería, sino en lo que sería más apropiado para la fiesta y suficiente para alimentar a todos. Al final, me decidí por un pequeño pastel de tres niveles & # 8211 limón / limón, chocolate / chocolate y terciopelo rojo / queso crema. Había algo para todos y definitivamente mucho pastel para todos.

Después de que todo el alboroto de cumpleaños terminó, no pude evitar la idea de hacer un pastel solo para mí (bueno, solo para nuestra familia). Sin embargo, por alguna razón, no era ninguno de los pasteles de pantalones elegantes o los pasteles de sabor único que quería. Todo lo que quería era un pastel de capas de chocolate clásico y pasado de moda. Así que eso es lo que hice. No se puede vencer a un pastel de chocolate realmente bueno y este es definitivamente uno bueno. Todos tienen sus propias opiniones sobre lo que hace que un pastel de chocolate sea ideal. La mía es blanda y tiene una miga densa y húmeda. Opté por usar mi amado glaseado de crema agria de chocolate esta vez, pero creo que también sería estelar con este glaseado de chocolate amargo, dependiendo de tu estado de ánimo (o, a veces, de los ingredientes que tengas a mano).

Ingredientes

Para el pastel:
1¼ tazas (6¼ oz) de harina para todo uso
1 taza (3 oz) de cacao en polvo sin azúcar, y más para quitar el polvo de los moldes
2 cucharaditas espresso instantáneo o café en polvo
1 taza de agua hirviendo
½ taza de crema agria
2 cucharaditas extracto de vainilla
1 taza (2 barras) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1¾ tazas (12¼ oz.) De azúcar
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
1 cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita sal

Para el glaseado:
9.5 oz. chocolate agridulce, finamente picado
6 onzas. queso crema, a temperatura ambiente
6 cucharadas mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
2 tazas de azúcar glass, tamizada
4 cucharadas cacao en polvo de proceso holandés sin azúcar
Pizca de sal
2/3 taza más 1 cucharada. cCrea agria

Direcciones

Para hacer el pastel, precaliente el horno a 350 ° F. Unte con mantequilla los bordes de 2 moldes para pasteles redondos de 9 pulgadas y espolvoree con cacao en polvo, sacudiendo el exceso. Cubra el fondo de las bandejas con papel pergamino. En un tazón mediano, combine el cacao en polvo, el espresso en polvo y el agua hirviendo. Batir hasta que quede suave, dejar a un lado para que se enfríe un poco. Cuando se enfríe un poco, agregue la crema agria y la vainilla. Dejar de lado. En el tazón de una batidora eléctrica, bata la mantequilla a velocidad media-alta hasta que quede suave, aproximadamente 1 minuto. Mezcle gradualmente el azúcar y bata a velocidad media-alta hasta que esté suave y esponjoso, 2-3 minutos más. Incorpora los huevos uno a la vez. En un tazón mediano, combine la harina, el bicarbonato de sodio y la sal para mezclar.

Con la batidora a baja velocidad, agregue los ingredientes secos en tres adiciones alternando con la mezcla de crema agria, batiendo cada adición hasta que se incorporen. Divida la masa uniformemente entre los moldes preparados. Hornea las capas de bizcocho durante unos 23-27 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio, girando los moldes a la mitad para asegurar una cocción uniforme. Transfiera las capas de pastel horneado a una rejilla y deje enfriar en los moldes por lo menos 30 minutos antes de invertir sobre la rejilla para que se enfríe por completo.

Para hacer el glaseado, derrita el chocolate en un recipiente resistente al calor colocado sobre una olla con agua hirviendo. Deje enfriar hasta que apenas esté tibio. En el tazón de una batidora de pie equipada con el accesorio de paleta, bata el queso crema y la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté pálido y esponjoso, aproximadamente 3-4 minutos. Mezcle gradualmente el azúcar de repostería, el cacao en polvo y la sal. Batir el chocolate derretido y enfriado y luego la crema agria. Continúe batiendo hasta que la mezcla esté suave y bien combinada.

Para armar el pastel, coloque una de las capas de pastel en una tabla para pastel o en una fuente para servir. Extienda una capa uniforme de glaseado sobre la parte superior del pastel. Cubra con la segunda capa de pastel. Escarcha la parte superior y los lados del pastel con una fina capa de miga al principio. Coloque en el congelador durante 30 minutos para que cuaje. (Mientras se endurece la capa de migas, es posible que desee dejar la batidora a baja velocidad con el glaseado restante para que el chocolate derretido no se endurezca. Una vez que la torta de migas esté lista, vuelva a congelar la parte superior y los lados de la torta usando una compensación espátula o cuchara para una apariencia suave y ondulada.

Fuente

pastel adaptado de Baking Illustrated, glaseado ligeramente adaptado de Cupcakes de Martha Stewart


Pastel de capas de chocolate clásico

Desde que mencioné mi reciente cumpleaños, muchos lectores me han preguntado acerca de mi pastel de cumpleaños. Aquellos que han estado leyendo por un tiempo saben que es una tradición mía hornear mi propio pastel de cumpleaños. Aquellos a quienes no les encanta hornear tienen dificultades para entender esto. ¿No preferiría que alguien más me lo horneara? ¿O tienes uno de una panadería? No y no. Cuando amas hornear tanto como a mí, la mitad del placer está en hacer & # 8211 batir la mantequilla y el azúcar, suavizar la masa en los moldes para pasteles y, sin duda, en los sedosos remolinos del glaseado.

Normalmente paso mucho tiempo pensando en qué tipo de pastel debo hacer, ya que es la única vez en todo el año que hago un pastel para mí. Pero este año fue un poco diferente. Como sabía que estaba haciendo un pastel para una fiesta bastante grande, no estaba pensando tanto en qué pastel quería, sino en lo que sería más apropiado para la fiesta y suficiente para alimentar a todos. Al final, me decidí por un pequeño pastel de tres niveles & # 8211 limón / limón, chocolate / chocolate y terciopelo rojo / queso crema. Había algo para todos y definitivamente mucho pastel para todos.

Después de que todo el alboroto de cumpleaños terminó, no pude evitar la idea de hacer un pastel solo para mí (bueno, solo para nuestra familia). Sin embargo, por alguna razón, no era ninguno de los pasteles de pantalones elegantes o los pasteles de sabor único que quería. Todo lo que quería era un pastel de capas de chocolate clásico, pasado de moda y puro. Así que eso es lo que hice. No se puede vencer a un pastel de chocolate realmente bueno y este es definitivamente uno bueno. Todos tienen sus propias opiniones sobre lo que hace que un pastel de chocolate sea ideal. La mía es blanda y tiene una miga densa y húmeda. Opté por usar mi amado glaseado de crema agria de chocolate esta vez, pero creo que también sería estelar con este glaseado de chocolate amargo, dependiendo de tu estado de ánimo (o, a veces, de los ingredientes que tengas a mano).

Ingredientes

Para el pastel:
1¼ tazas (6¼ oz) de harina para todo uso
1 taza (3 oz) de cacao en polvo sin azúcar, y más para quitar el polvo de los moldes
2 cucharaditas espresso instantáneo o café en polvo
1 taza de agua hirviendo
½ taza de crema agria
2 cucharaditas extracto de vainilla
1 taza (2 barras) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1¾ tazas (12¼ oz.) De azúcar
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
1 cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita sal

Para el glaseado:
9.5 oz. chocolate agridulce, finamente picado
6 onzas. queso crema, a temperatura ambiente
6 cucharadas mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
2 tazas de azúcar glass, tamizada
4 cucharadas cacao en polvo de proceso holandés sin azúcar
Pizca de sal
2/3 taza más 1 cda. cCrea agria

Direcciones

Para hacer el pastel, precaliente el horno a 350 ° F. Unte con mantequilla los bordes de 2 moldes para pasteles redondos de 9 pulgadas y espolvoree con cacao en polvo, sacudiendo el exceso. Cubra el fondo de las bandejas con papel pergamino. En un tazón mediano, combine el cacao en polvo, el espresso en polvo y el agua hirviendo. Batir hasta que quede suave, dejar a un lado para que se enfríe un poco. Cuando se enfríe un poco, agregue la crema agria y la vainilla. Dejar de lado. En el tazón de una batidora eléctrica, bata la mantequilla a velocidad media-alta hasta que quede suave, aproximadamente 1 minuto. Mezcle gradualmente el azúcar y bata a velocidad media-alta hasta que esté suave y esponjoso, 2-3 minutos más. Incorpora los huevos uno a la vez. En un tazón mediano, combine la harina, el bicarbonato de sodio y la sal para mezclar.

Con la batidora a baja velocidad, agregue los ingredientes secos en tres adiciones alternando con la mezcla de crema agria, batiendo cada adición hasta que se incorporen. Divida la masa uniformemente entre los moldes preparados. Hornea las capas de bizcocho durante unos 23-27 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio, girando los moldes a la mitad para asegurar una cocción uniforme. Transfiera las capas de pastel horneado a una rejilla y deje enfriar en los moldes por lo menos 30 minutos antes de invertir sobre la rejilla para que se enfríe por completo.

Para hacer el glaseado, derrita el chocolate en un recipiente resistente al calor colocado sobre una olla con agua hirviendo. Deje enfriar hasta que apenas esté tibio. En el tazón de una batidora de pie equipada con el accesorio de paleta, bata el queso crema y la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté pálido y esponjoso, aproximadamente 3-4 minutos. Mezcle gradualmente el azúcar de repostería, el cacao en polvo y la sal. Batir el chocolate derretido y enfriado y luego la crema agria. Continúe batiendo hasta que la mezcla esté suave y bien combinada.

Para armar el pastel, coloque una de las capas de pastel en una tabla para pastel o en una fuente para servir. Extienda una capa uniforme de glaseado sobre la parte superior del pastel. Cubra con la segunda capa de pastel. Escarcha la parte superior y los lados del pastel con una fina capa de miga al principio. Coloque en el congelador durante 30 minutos para que cuaje. (Mientras se endurece la capa de migas, es posible que desee dejar la batidora a baja velocidad con el glaseado restante para que el chocolate derretido no se endurezca. Una vez que la torta de migas esté lista, congele la parte superior y los lados de la torta nuevamente usando espátula o cuchara para una apariencia suave y ondulada. Cortar y servir.

Fuente

pastel adaptado de Baking Illustrated, glaseado ligeramente adaptado de Cupcakes de Martha Stewart


Pastel de capas de chocolate clásico

Desde que mencioné mi cumpleaños reciente, muchos lectores me han preguntado acerca de mi pastel de cumpleaños. Aquellos que han estado leyendo por un tiempo saben que es una tradición mía hornear mi propio pastel de cumpleaños. Aquellos a quienes no les encanta hornear tienen dificultades para entender esto. ¿No preferiría que alguien más me lo horneara? ¿O tienes uno de una panadería? No y no. Cuando amas hornear tanto como a mí, la mitad del placer está en hacer & # 8211 batir la mantequilla y el azúcar, suavizar la masa en los moldes para pasteles y, sin duda, en los sedosos remolinos del glaseado.

Normalmente paso mucho tiempo pensando en qué tipo de pastel debo hacer, ya que es la única vez en todo el año que hago un pastel para mí. Pero este año fue un poco diferente. Como sabía que estaba haciendo un pastel para una fiesta bastante grande, no estaba pensando tanto en qué pastel quería, sino en lo que sería más apropiado para la fiesta y suficiente para alimentar a todos. Al final, me decidí por un pequeño pastel de tres niveles & # 8211 limón / limón, chocolate / chocolate y terciopelo rojo / queso crema. Había algo para todos y definitivamente mucho pastel para todos.

Después de que todo el alboroto de cumpleaños terminó, no pude evitar la idea de hacer un pastel solo para mí (bueno, solo para nuestra familia). Sin embargo, por alguna razón, no era ninguno de los pasteles de pantalones elegantes o los pasteles de sabor único que quería. Todo lo que quería era un pastel de capas de chocolate clásico y pasado de moda. Así que eso es lo que hice. No se puede vencer a un pastel de chocolate realmente bueno y este definitivamente es uno bueno. Todos tienen sus propias opiniones sobre lo que hace que un pastel de chocolate sea ideal. La mía es blanda y tiene una miga densa y húmeda. Opté por usar mi amado glaseado de crema agria de chocolate esta vez, pero creo que también sería estelar con este glaseado de chocolate negro, dependiendo de tu estado de ánimo (o, a veces, de los ingredientes que tengas a mano).

Ingredientes

Para el pastel:
1¼ tazas (6¼ oz) de harina para todo uso
1 taza (3 oz) de cacao en polvo sin azúcar, y más para quitar el polvo de los moldes
2 cucharaditas espresso instantáneo o café en polvo
1 taza de agua hirviendo
½ taza de crema agria
2 cucharaditas extracto de vainilla
1 taza (2 barras) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1¾ tazas (12¼ oz.) De azúcar
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
1 cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita sal

Para el glaseado:
9.5 oz. chocolate agridulce, finamente picado
6 onzas. queso crema, a temperatura ambiente
6 cucharadas mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
2 tazas de azúcar glass, tamizada
4 cucharadas cacao en polvo de proceso holandés sin azúcar
Pizca de sal
2/3 taza más 1 cda. cCrea agria

Direcciones

Para hacer el pastel, precaliente el horno a 350 ° F. Unte con mantequilla los bordes de 2 moldes para pasteles redondos de 9 pulgadas y espolvoree con cacao en polvo, sacudiendo el exceso. Cubra el fondo de las bandejas con papel pergamino. En un tazón mediano, combine el cacao en polvo, el espresso en polvo y el agua hirviendo. Batir hasta que quede suave, dejar a un lado para que se enfríe un poco. Cuando se enfríe un poco, agregue la crema agria y la vainilla. Dejar de lado. En el tazón de una batidora eléctrica, bata la mantequilla a velocidad media-alta hasta que quede suave, aproximadamente 1 minuto. Mezcle gradualmente el azúcar y bata a velocidad media-alta hasta que esté suave y esponjoso, 2-3 minutos más. Incorpora los huevos uno a la vez. En un tazón mediano, combine la harina, el bicarbonato de sodio y la sal para mezclar.

Con la batidora a baja velocidad, agregue los ingredientes secos en tres adiciones alternando con la mezcla de crema agria, batiendo cada adición hasta que se incorporen. Divida la masa uniformemente entre los moldes preparados. Hornea las capas de bizcocho durante unos 23-27 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio, girando los moldes a la mitad para asegurar una cocción uniforme. Transfiera las capas de pastel horneado a una rejilla y deje enfriar en los moldes por lo menos 30 minutos antes de invertir sobre la rejilla para que se enfríe por completo.

Para hacer el glaseado, derrita el chocolate en un recipiente resistente al calor colocado sobre una olla con agua hirviendo. Deje enfriar hasta que apenas esté tibio. En el tazón de una batidora de pie equipada con el accesorio de paleta, bata el queso crema y la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté pálido y esponjoso, aproximadamente 3-4 minutos. Mezcle gradualmente el azúcar de repostería, el cacao en polvo y la sal. Batir el chocolate derretido y enfriado y luego la crema agria. Continúe batiendo hasta que la mezcla esté suave y bien combinada.

Para armar el pastel, coloque una de las capas de pastel en una tabla para pastel o en una fuente para servir. Extienda una capa uniforme de glaseado sobre la parte superior del pastel. Cubra con la segunda capa de pastel. Escarcha la parte superior y los lados del pastel con una fina capa de miga al principio. Coloque en el congelador durante 30 minutos para que cuaje. (Mientras se endurece la capa de migas, es posible que desee dejar la batidora a baja velocidad con el glaseado restante para que el chocolate derretido no se endurezca. Una vez que la torta de migas esté lista, congele la parte superior y los lados de la torta nuevamente usando espátula o cuchara para una apariencia suave y ondulada.

Fuente

pastel adaptado de Baking Illustrated, glaseado ligeramente adaptado de Cupcakes de Martha Stewart


Pastel de capas de chocolate clásico

Desde que mencioné mi cumpleaños reciente, muchos lectores me han preguntado acerca de mi pastel de cumpleaños. Aquellos que han estado leyendo por un tiempo saben que es una tradición mía hornear mi propio pastel de cumpleaños. Aquellos a quienes no les encanta hornear tienen dificultades para entender esto. ¿No preferiría que alguien más me lo horneara? ¿O tienes uno de una panadería? No y no. Cuando amas hornear tanto como a mí, la mitad del placer está en hacer & # 8211 batir la mantequilla y el azúcar, suavizar la masa en los moldes para pasteles y, sin duda, en los sedosos remolinos del glaseado.

Normalmente paso mucho tiempo agonizando sobre qué tipo de pastel debería hacer, ya que es la única vez en todo el año que hago un pastel para mí. Pero este año fue un poco diferente. Como sabía que estaba haciendo un pastel para una fiesta bastante grande, no estaba pensando tanto en qué pastel quería, sino en lo que sería más apropiado para la fiesta y suficiente para alimentar a todos. Al final, me decidí por un pequeño pastel de tres niveles & # 8211 limón / limón, chocolate / chocolate y terciopelo rojo / queso crema. Había algo para todos y definitivamente mucho pastel para todos.

Después de que todo el alboroto de cumpleaños terminó, no pude evitar la idea de hacer un pastel solo para mí (bueno, solo para nuestra familia). Sin embargo, por alguna razón, no era ninguno de los pasteles de pantalones elegantes o los pasteles de sabor único que quería. Todo lo que quería era un pastel de capas de chocolate clásico, pasado de moda y puro. Así que eso es lo que hice. No se puede vencer a un pastel de chocolate realmente bueno y este es definitivamente uno bueno. Todos tienen sus propias opiniones sobre lo que hace que un pastel de chocolate sea ideal. La mía es blanda y tiene una miga densa y húmeda. Opté por usar mi amado glaseado de crema agria de chocolate esta vez, pero creo que también sería estelar con este glaseado de chocolate negro, dependiendo de tu estado de ánimo (o, a veces, de los ingredientes que tengas a mano).

Ingredientes

Para el pastel:
1¼ tazas (6¼ oz) de harina para todo uso
1 taza (3 oz) de cacao en polvo sin azúcar, y más para quitar el polvo de los moldes
2 cucharaditas espresso instantáneo o café en polvo
1 taza de agua hirviendo
½ taza de crema agria
2 cucharaditas extracto de vainilla
1 taza (2 barras) de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
1¾ tazas (12¼ oz.) De azúcar
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
1 cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita sal

Para el glaseado:
9.5 oz. chocolate agridulce, finamente picado
6 onzas. queso crema, a temperatura ambiente
6 cucharadas mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
2 tazas de azúcar glass, tamizada
4 cucharadas cacao en polvo de proceso holandés sin azúcar
Pizca de sal
2/3 taza más 1 cucharada. cCrea agria

Direcciones

Para hacer el pastel, precaliente el horno a 350 ° F. Unte con mantequilla los bordes de 2 moldes para pasteles redondos de 9 pulgadas y espolvoree con cacao en polvo, sacudiendo el exceso. Cubra el fondo de las bandejas con papel pergamino. En un tazón mediano, combine el cacao en polvo, el espresso en polvo y el agua hirviendo. Batir hasta que quede suave, dejar a un lado para que se enfríe un poco. Cuando se enfríe un poco, agregue la crema agria y la vainilla. Dejar de lado. En el tazón de una batidora eléctrica, bata la mantequilla a velocidad media-alta hasta que quede suave, aproximadamente 1 minuto. Mezcle gradualmente el azúcar y bata a velocidad media-alta hasta que esté suave y esponjoso, 2-3 minutos más. Incorpora los huevos uno a la vez. En un tazón mediano, combine la harina, el bicarbonato de sodio y la sal para mezclar.

Con la batidora a baja velocidad, agregue los ingredientes secos en tres adiciones alternando con la mezcla de crema agria, batiendo cada adición hasta que se incorporen. Divida la masa uniformemente entre los moldes preparados. Hornea las capas de bizcocho durante unos 23-27 minutos o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio, girando los moldes a la mitad para asegurar una cocción uniforme. Transfiera las capas de pastel horneado a una rejilla y deje enfriar en los moldes por lo menos 30 minutos antes de invertir sobre la rejilla para que se enfríe por completo.

Para hacer el glaseado, derrita el chocolate en un recipiente resistente al calor colocado sobre una olla con agua hirviendo. Deje enfriar hasta que apenas esté tibio. En el tazón de una batidora de pie equipada con el accesorio de paleta, bata el queso crema y la mantequilla a velocidad media-alta hasta que esté pálido y esponjoso, aproximadamente 3-4 minutos. Mezcle gradualmente el azúcar de repostería, el cacao en polvo y la sal. Batir el chocolate derretido y enfriado y luego la crema agria. Continúe batiendo hasta que la mezcla esté suave y bien combinada.

Para armar el pastel, coloque una de las capas de pastel en una tabla para pastel o en una fuente para servir. Extienda una capa uniforme de glaseado sobre la parte superior del pastel. Cubra con la segunda capa de pastel. Escarcha la parte superior y los lados del pastel con una fina capa de miga al principio. Coloque en el congelador durante 30 minutos para que cuaje. (Mientras se endurece la capa de migas, es posible que desee dejar la batidora a baja velocidad con el glaseado restante para que el chocolate derretido no se endurezca. Una vez que la torta de migas esté lista, congele la parte superior y los lados de la torta nuevamente usando espátula o cuchara para una apariencia suave y ondulada.

Fuente

pastel adaptado de Baking Illustrated, glaseado ligeramente adaptado de Cupcakes de Martha Stewart


Pastel de capas de chocolate clásico

Desde que mencioné mi cumpleaños reciente, muchos lectores me han preguntado acerca de mi pastel de cumpleaños. Aquellos que han estado leyendo por un tiempo saben que es una tradición mía hornear mi propio pastel de cumpleaños. Aquellos a quienes no les encanta hornear tienen dificultades para entender esto. ¿No preferiría que alguien más me lo horneara? ¿O tienes uno de una panadería? No y no. Cuando amas hornear tanto como a mí, la mitad del placer está en hacer & # 8211 batir la mantequilla y el azúcar, suavizar la masa en los moldes para pasteles y, sin duda, en los sedosos remolinos del glaseado.

Normalmente paso mucho tiempo pensando en qué tipo de pastel debo hacer, ya que es la única vez en todo el año que hago un pastel para mí. Pero este año fue un poco diferente. Como sabía que estaba haciendo un pastel para una fiesta bastante grande, no estaba pensando tanto en qué pastel quería, sino en lo que sería más apropiado para la fiesta y suficiente para alimentar a todos. Al final, me decidí por un pequeño pastel de tres niveles & # 8211 limón / limón, chocolate / chocolate y terciopelo rojo / queso crema. Había algo para todos y definitivamente mucho pastel para todos.

Después de que todo el alboroto de cumpleaños terminó, no pude evitar la idea de hacer un pastel solo para mí (bueno, solo para nuestra familia). Sin embargo, por alguna razón, no era ninguno de los pasteles de pantalones elegantes o los pasteles de sabor único que quería. All I wanted was a straight up, old fashioned, classic chocolate layer cake. So that’s what I made. You just can’t beat a a really good chocolate cake and this is most definitely a good one. Everyone has their own opinions of what makes an ideal chocolate cake. Mine is fudgy and has a dense, moist crumb. I opted to use my beloved chocolate sour cream frosting this time, but I think it would also be stellar with this dark chocolate frosting, depending on your mood (or sometimes, what ingredients you have on hand).

Ingredientes

Para el pastel:
1¼ cups (6¼ oz.) all-purpose flour
1 cup (3 oz.) unsweetened cocoa powder, plus more for dusting the pans
2 cucharaditas instant espresso or coffee powder
1 taza de agua hirviendo
½ taza de crema agria
2 cucharaditas extracto de vainilla
1 cup (2 sticks) unsalted butter, at room temperature
1¾ cups (12¼ oz.) sugar
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
1 cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita sal

For the frosting:
9.5 oz. bittersweet chocolate, finely chopped
6 oz. cream cheese, at room temperature
6 tbsp. unsalted butter, at room temperature
2 cups confectioners’ sugar, sifted
4 tbsp. unsweetened Dutch-process cocoa powder
Pizca de sal
2/3 cup plus 1 tbsp. cCrea agria

Direcciones

To make the cake, preheat the oven to 350˚ F. Butter the edges of 2 9-inch round cake pans and dust with cocoa powder, shaking out the excess. Line the bottoms of the pans with parchment paper. In a medium bowl, combine the cocoa powder, espresso powder, and boiling water. Whisk until smooth set aside to cool slightly. When cooled down a bit, whisk in the sour cream and vanilla. Dejar de lado. In the bowl of an electric mixer, beat the butter on medium-high speed until smooth, about 1 minute. Gradually blend in the sugar and whip on medium-high speed until light and fluffy, 2-3 minutes more. Blend in the eggs one at a time. In a medium bowl, combine the flour, baking soda, and salt whisk to blend.

With the mixer on low speed, add the dry ingredients in three additions alternating with the sour cream mixture, beating each addition just until incorporated. Divide the batter evenly between the prepared pans. Bake the cake layers for about 23-27 minutes or until a toothpick inserted in the center comes out clean, rotating the pans during halfway through to ensure even baking. Transfer the baked cake layers to a wire rack and let cool in the pans at least 30 minutes before inverting onto the rack to cool completely.

To make the frosting, melt the chocolate in a heat-proof bowl set over a pot of simmering water. Set aside to cool until just barely warm. In the bowl of a stand mixer fitted with the paddle attachment, beat the cream cheese and butter on medium-high speed until pale and fluffy, about 3-4 minutes. Gradually mix in the confectioners’ sugar, cocoa powder and salt. Beat in the melted and cooled chocolate and then the sour cream. Continue beating until the mixture is smooth and well blended.

To assemble the cake, place one of the cake layers on a cake board or serving platter. Spread an even layer of the frosting over the top of the cake. Top with the second cake layer. Frost the top and sides of the cake using a thin crumb coat at first. Place in the freezer for 30 minutes to set. (While the crumb coat sets, you may want to leave the mixer on low speed with the remaining frosting so that the melted chocolate doesn’t set. Once the crumb cake is set, frost the top and sides of the cake again using an offset spatula or spoon for a soft, billowy appearance. Slice and serve.

Fuente

cake adapted from Baking Illustrated, frosting slightly adapted from Martha Stewart’s Cupcakes


Classic Chocolate Layer Cake

Ever since I mentioned my recent birthday, I’ve had a lot of readers asking about my birthday cake. Those who have been reading for a while know that it is a tradition of mine to bake my own birthday cake. Those who don’t love to bake have a hard time understanding this. Wouldn’t I rather have someone else bake it for me? Or have one from a bakery? No and no. When you love to bake as much as I do, half the joy is in the making – the creaming of butter and sugar, the smoothing of batter in cake pans, and most certainly in the silky swirls of frosting.

Normally I spend a lot of time agonizing over what kind of cake I should make, since it’s the one time all year that I make a cake for myself. But this year was a little different. Since I knew I was making a cake for a rather large party, I wasn’t thinking as much about what cake I wanted but more what would be most fitting for the party and enough to feed everyone. In the end I decided on a small three-tiered cake – lemon/lemon, chocolate/chocolate, and red velvet/cream cheese. There was something for everyone and definitely plenty of cake for everyone.

After all the birthday hoopla was finished, I couldn’t shake the idea of making a cake just for me (well, just our family). For some reason though, it wasn’t any of the fancy pants cakes or the uniquely flavored cakes I wanted. All I wanted was a straight up, old fashioned, classic chocolate layer cake. So that’s what I made. You just can’t beat a a really good chocolate cake and this is most definitely a good one. Everyone has their own opinions of what makes an ideal chocolate cake. Mine is fudgy and has a dense, moist crumb. I opted to use my beloved chocolate sour cream frosting this time, but I think it would also be stellar with this dark chocolate frosting, depending on your mood (or sometimes, what ingredients you have on hand).

Ingredientes

Para el pastel:
1¼ cups (6¼ oz.) all-purpose flour
1 cup (3 oz.) unsweetened cocoa powder, plus more for dusting the pans
2 cucharaditas instant espresso or coffee powder
1 taza de agua hirviendo
½ taza de crema agria
2 cucharaditas extracto de vainilla
1 cup (2 sticks) unsalted butter, at room temperature
1¾ cups (12¼ oz.) sugar
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
1 cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita sal

For the frosting:
9.5 oz. bittersweet chocolate, finely chopped
6 oz. cream cheese, at room temperature
6 tbsp. unsalted butter, at room temperature
2 cups confectioners’ sugar, sifted
4 tbsp. unsweetened Dutch-process cocoa powder
Pizca de sal
2/3 cup plus 1 tbsp. cCrea agria

Direcciones

To make the cake, preheat the oven to 350˚ F. Butter the edges of 2 9-inch round cake pans and dust with cocoa powder, shaking out the excess. Line the bottoms of the pans with parchment paper. In a medium bowl, combine the cocoa powder, espresso powder, and boiling water. Whisk until smooth set aside to cool slightly. When cooled down a bit, whisk in the sour cream and vanilla. Dejar de lado. In the bowl of an electric mixer, beat the butter on medium-high speed until smooth, about 1 minute. Gradually blend in the sugar and whip on medium-high speed until light and fluffy, 2-3 minutes more. Blend in the eggs one at a time. In a medium bowl, combine the flour, baking soda, and salt whisk to blend.

With the mixer on low speed, add the dry ingredients in three additions alternating with the sour cream mixture, beating each addition just until incorporated. Divide the batter evenly between the prepared pans. Bake the cake layers for about 23-27 minutes or until a toothpick inserted in the center comes out clean, rotating the pans during halfway through to ensure even baking. Transfer the baked cake layers to a wire rack and let cool in the pans at least 30 minutes before inverting onto the rack to cool completely.

To make the frosting, melt the chocolate in a heat-proof bowl set over a pot of simmering water. Set aside to cool until just barely warm. In the bowl of a stand mixer fitted with the paddle attachment, beat the cream cheese and butter on medium-high speed until pale and fluffy, about 3-4 minutes. Gradually mix in the confectioners’ sugar, cocoa powder and salt. Beat in the melted and cooled chocolate and then the sour cream. Continue beating until the mixture is smooth and well blended.

To assemble the cake, place one of the cake layers on a cake board or serving platter. Spread an even layer of the frosting over the top of the cake. Top with the second cake layer. Frost the top and sides of the cake using a thin crumb coat at first. Place in the freezer for 30 minutes to set. (While the crumb coat sets, you may want to leave the mixer on low speed with the remaining frosting so that the melted chocolate doesn’t set. Once the crumb cake is set, frost the top and sides of the cake again using an offset spatula or spoon for a soft, billowy appearance. Slice and serve.

Fuente

cake adapted from Baking Illustrated, frosting slightly adapted from Martha Stewart’s Cupcakes


Classic Chocolate Layer Cake

Ever since I mentioned my recent birthday, I’ve had a lot of readers asking about my birthday cake. Those who have been reading for a while know that it is a tradition of mine to bake my own birthday cake. Those who don’t love to bake have a hard time understanding this. Wouldn’t I rather have someone else bake it for me? Or have one from a bakery? No and no. When you love to bake as much as I do, half the joy is in the making – the creaming of butter and sugar, the smoothing of batter in cake pans, and most certainly in the silky swirls of frosting.

Normally I spend a lot of time agonizing over what kind of cake I should make, since it’s the one time all year that I make a cake for myself. But this year was a little different. Since I knew I was making a cake for a rather large party, I wasn’t thinking as much about what cake I wanted but more what would be most fitting for the party and enough to feed everyone. In the end I decided on a small three-tiered cake – lemon/lemon, chocolate/chocolate, and red velvet/cream cheese. There was something for everyone and definitely plenty of cake for everyone.

After all the birthday hoopla was finished, I couldn’t shake the idea of making a cake just for me (well, just our family). For some reason though, it wasn’t any of the fancy pants cakes or the uniquely flavored cakes I wanted. All I wanted was a straight up, old fashioned, classic chocolate layer cake. So that’s what I made. You just can’t beat a a really good chocolate cake and this is most definitely a good one. Everyone has their own opinions of what makes an ideal chocolate cake. Mine is fudgy and has a dense, moist crumb. I opted to use my beloved chocolate sour cream frosting this time, but I think it would also be stellar with this dark chocolate frosting, depending on your mood (or sometimes, what ingredients you have on hand).

Ingredientes

Para el pastel:
1¼ cups (6¼ oz.) all-purpose flour
1 cup (3 oz.) unsweetened cocoa powder, plus more for dusting the pans
2 cucharaditas instant espresso or coffee powder
1 taza de agua hirviendo
½ taza de crema agria
2 cucharaditas extracto de vainilla
1 cup (2 sticks) unsalted butter, at room temperature
1¾ cups (12¼ oz.) sugar
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
1 cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita sal

For the frosting:
9.5 oz. bittersweet chocolate, finely chopped
6 oz. cream cheese, at room temperature
6 tbsp. unsalted butter, at room temperature
2 cups confectioners’ sugar, sifted
4 tbsp. unsweetened Dutch-process cocoa powder
Pizca de sal
2/3 cup plus 1 tbsp. cCrea agria

Direcciones

To make the cake, preheat the oven to 350˚ F. Butter the edges of 2 9-inch round cake pans and dust with cocoa powder, shaking out the excess. Line the bottoms of the pans with parchment paper. In a medium bowl, combine the cocoa powder, espresso powder, and boiling water. Whisk until smooth set aside to cool slightly. When cooled down a bit, whisk in the sour cream and vanilla. Dejar de lado. In the bowl of an electric mixer, beat the butter on medium-high speed until smooth, about 1 minute. Gradually blend in the sugar and whip on medium-high speed until light and fluffy, 2-3 minutes more. Blend in the eggs one at a time. In a medium bowl, combine the flour, baking soda, and salt whisk to blend.

With the mixer on low speed, add the dry ingredients in three additions alternating with the sour cream mixture, beating each addition just until incorporated. Divide the batter evenly between the prepared pans. Bake the cake layers for about 23-27 minutes or until a toothpick inserted in the center comes out clean, rotating the pans during halfway through to ensure even baking. Transfer the baked cake layers to a wire rack and let cool in the pans at least 30 minutes before inverting onto the rack to cool completely.

To make the frosting, melt the chocolate in a heat-proof bowl set over a pot of simmering water. Set aside to cool until just barely warm. In the bowl of a stand mixer fitted with the paddle attachment, beat the cream cheese and butter on medium-high speed until pale and fluffy, about 3-4 minutes. Gradually mix in the confectioners’ sugar, cocoa powder and salt. Beat in the melted and cooled chocolate and then the sour cream. Continue beating until the mixture is smooth and well blended.

To assemble the cake, place one of the cake layers on a cake board or serving platter. Spread an even layer of the frosting over the top of the cake. Top with the second cake layer. Frost the top and sides of the cake using a thin crumb coat at first. Place in the freezer for 30 minutes to set. (While the crumb coat sets, you may want to leave the mixer on low speed with the remaining frosting so that the melted chocolate doesn’t set. Once the crumb cake is set, frost the top and sides of the cake again using an offset spatula or spoon for a soft, billowy appearance. Slice and serve.

Fuente

cake adapted from Baking Illustrated, frosting slightly adapted from Martha Stewart’s Cupcakes


Classic Chocolate Layer Cake

Ever since I mentioned my recent birthday, I’ve had a lot of readers asking about my birthday cake. Those who have been reading for a while know that it is a tradition of mine to bake my own birthday cake. Those who don’t love to bake have a hard time understanding this. Wouldn’t I rather have someone else bake it for me? Or have one from a bakery? No and no. When you love to bake as much as I do, half the joy is in the making – the creaming of butter and sugar, the smoothing of batter in cake pans, and most certainly in the silky swirls of frosting.

Normally I spend a lot of time agonizing over what kind of cake I should make, since it’s the one time all year that I make a cake for myself. But this year was a little different. Since I knew I was making a cake for a rather large party, I wasn’t thinking as much about what cake I wanted but more what would be most fitting for the party and enough to feed everyone. In the end I decided on a small three-tiered cake – lemon/lemon, chocolate/chocolate, and red velvet/cream cheese. There was something for everyone and definitely plenty of cake for everyone.

After all the birthday hoopla was finished, I couldn’t shake the idea of making a cake just for me (well, just our family). For some reason though, it wasn’t any of the fancy pants cakes or the uniquely flavored cakes I wanted. All I wanted was a straight up, old fashioned, classic chocolate layer cake. So that’s what I made. You just can’t beat a a really good chocolate cake and this is most definitely a good one. Everyone has their own opinions of what makes an ideal chocolate cake. Mine is fudgy and has a dense, moist crumb. I opted to use my beloved chocolate sour cream frosting this time, but I think it would also be stellar with this dark chocolate frosting, depending on your mood (or sometimes, what ingredients you have on hand).

Ingredientes

Para el pastel:
1¼ cups (6¼ oz.) all-purpose flour
1 cup (3 oz.) unsweetened cocoa powder, plus more for dusting the pans
2 cucharaditas instant espresso or coffee powder
1 taza de agua hirviendo
½ taza de crema agria
2 cucharaditas extracto de vainilla
1 cup (2 sticks) unsalted butter, at room temperature
1¾ cups (12¼ oz.) sugar
2 huevos grandes, a temperatura ambiente
1 cucharadita bicarbonato de sodio
½ cucharadita sal

For the frosting:
9.5 oz. bittersweet chocolate, finely chopped
6 oz. cream cheese, at room temperature
6 tbsp. unsalted butter, at room temperature
2 cups confectioners’ sugar, sifted
4 tbsp. unsweetened Dutch-process cocoa powder
Pizca de sal
2/3 cup plus 1 tbsp. cCrea agria

Direcciones

To make the cake, preheat the oven to 350˚ F. Butter the edges of 2 9-inch round cake pans and dust with cocoa powder, shaking out the excess. Line the bottoms of the pans with parchment paper. In a medium bowl, combine the cocoa powder, espresso powder, and boiling water. Whisk until smooth set aside to cool slightly. When cooled down a bit, whisk in the sour cream and vanilla. Dejar de lado. In the bowl of an electric mixer, beat the butter on medium-high speed until smooth, about 1 minute. Gradually blend in the sugar and whip on medium-high speed until light and fluffy, 2-3 minutes more. Blend in the eggs one at a time. In a medium bowl, combine the flour, baking soda, and salt whisk to blend.

With the mixer on low speed, add the dry ingredients in three additions alternating with the sour cream mixture, beating each addition just until incorporated. Divide the batter evenly between the prepared pans. Bake the cake layers for about 23-27 minutes or until a toothpick inserted in the center comes out clean, rotating the pans during halfway through to ensure even baking. Transfer the baked cake layers to a wire rack and let cool in the pans at least 30 minutes before inverting onto the rack to cool completely.

To make the frosting, melt the chocolate in a heat-proof bowl set over a pot of simmering water. Set aside to cool until just barely warm. In the bowl of a stand mixer fitted with the paddle attachment, beat the cream cheese and butter on medium-high speed until pale and fluffy, about 3-4 minutes. Gradually mix in the confectioners’ sugar, cocoa powder and salt. Beat in the melted and cooled chocolate and then the sour cream. Continue beating until the mixture is smooth and well blended.

To assemble the cake, place one of the cake layers on a cake board or serving platter. Spread an even layer of the frosting over the top of the cake. Top with the second cake layer. Frost the top and sides of the cake using a thin crumb coat at first. Place in the freezer for 30 minutes to set. (While the crumb coat sets, you may want to leave the mixer on low speed with the remaining frosting so that the melted chocolate doesn’t set. Once the crumb cake is set, frost the top and sides of the cake again using an offset spatula or spoon for a soft, billowy appearance. Slice and serve.

Fuente

cake adapted from Baking Illustrated, frosting slightly adapted from Martha Stewart’s Cupcakes


Ver el vídeo: Berühmteste Stücke klassischer Musik: Pachelbel, Mozart, Beethoven, Debussy, Janacek, Bach, Händel (Octubre 2021).